Tiene 87 años, es dueño de un castillo y exhibe una colección récord de aviones de combate

El castillo y sus colecciones reciben 40 mil visitantes cada año
El castillo y sus colecciones reciben 40 mil visitantes cada año Crédito: Facebook
(0)
2 de septiembre de 2019  • 21:51

Sobre las colinas de la región vitivinícola de Borgoña, en Francia, se encuentra el Chateau de Savigny-les-Beaune. En ese lugar tan maravillosamente natural es difícil imaginar que uno puede encontrarse un avión de combate. Sin embargo, allí hay una colección de 110 de estas aeronaves que ya se encuentra en el libro Guiness de los récords por ser la más grande del mundo.

El dueño de esta inmensa colección es un francés de 87 años llamado Michel Pont, que heredó ese castillo en la década del '80 y lo llenó de sus preciadas posesiones.

El hombre trajo los aviones de combate de distintos lugares de Europa y África
El hombre trajo los aviones de combate de distintos lugares de Europa y África Crédito: Facebook

Su obsesión por los aviones comenzó durante sus días en el ejército, cuando era piloto de la fuerza aérea. Luego, viajó por el mundo con el objetivo de que las aeronaves antiguas no fueran destruidas.

Por el gran lugar que tiene en el castillo y en los alrededores, Pont abrió nueve museos en diferentes lugares del predio, uno para cada tipo de vehículo, entre los que se cuentan 200 motos antiguas, 36 autos de carrera, un helicóptero soviético, un aerodeslizador de 70 años y un galpón lleno de camiones de bomberos.

Michel Pont tiene 87 años y con sus 110 aviones de combate se convirtió en un coleccionista récord
Michel Pont tiene 87 años y con sus 110 aviones de combate se convirtió en un coleccionista récord Crédito: Facebook

Para financiar todas estas colecciones de lujo, el hombre de 87 años abrió las puertas de su castillo a los curiosos y, en promedio, lo visitan 40 mil personas por año.

Vista aérea del castillo, los viñedos y los aviones
Vista aérea del castillo, los viñedos y los aviones Crédito: Facebook

Pont le dijo al libro Guinness: "Coleccionar aviones de combate es muy diferente de coleccionar postales o sellos. Soy expiloto de la fuerza aérea, así que tuve la oportunidad de conocer a los colegas y ver los aviones que tenían. Así es como atrapé el vicio y empecé a comprar aviones en Francia".

Según contó, él disfruta guardarlos si bien "son objetos que ya nadie más quiere". "Si no hubiera estado lo suficientemente loco como para comprar estos aviones, todos habrían sido cortados en pedazos y convertidos en barras de aluminio".

También hay una colección de coches de bomberos
También hay una colección de coches de bomberos Crédito: Facebook

"Mis colecciones me hacen feliz -señaló-, pero me alegra que otras personas que les apasionan puedan disfrutarlas. Es reconfortante saber que no he perdido el tiempo".

Uno de los tantos aviones de combate que se encuentran en posesión de Pont
Uno de los tantos aviones de combate que se encuentran en posesión de Pont Crédito: Facebook

Pont recorrió Europa y África en la búsqueda de nuevos aviones para su colección. Cuando encontraba una nave en un lugar lejano de su castillo, contrataba a un equipo de mecánicos que desmantelaban la máquina y luego trasladaban las partes a Borgoña, donde volvían a armarlo.

En el predio del castillo también hay colecciones de autos antiguos y de carrera
En el predio del castillo también hay colecciones de autos antiguos y de carrera Crédito: Facebook

El hombre informó que el castillo y los alrededores de su propiedad tienen unas 12 hectáreas. Según consigna el medio británico Daily Mail, eran principalmente "páramos y zarzas", pero él plantó viñedos y preparó dos hectáreas para los aviones.

El Chateau de Savigny-les-Beaune y los aviones, en la región vitivinícola de Borgoña
El Chateau de Savigny-les-Beaune y los aviones, en la región vitivinícola de Borgoña Crédito: Facebook

El impresionante castillo fue construido en 1340 para el duque de Borgoña. Luego, fue demolido durante el siglo XV y reconstruido y restaurado en el siglo XVII.

Posiblemente, el Duque de Borgoña nunca hubiera imaginado que sus colinas albergarían una colección de aeronaves que llegó a batir un récord Guiness.

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.