Tras nuevos casos, China teme un brote del virus en Pekín

Las autoridades de Pekín realizaron hoy tests masivos a empleados del mercado Xinfadi
Las autoridades de Pekín realizaron hoy tests masivos a empleados del mercado Xinfadi Fuente: AFP
(0)
14 de junio de 2020  • 20:17

PEKÍN.- El confinamiento, el uso de la mascarilla y las pruebas de diagnóstico le habían permitido a China controlar la pandemia provocada por el coronavirus , pero al igual que sucedió la primera vez, cuando en diciembre pasado se reportaron los primeros casos de del virus en un comercio de comidas en la ciudad de Wuhan, ahora en Pekín un mercado se convirtió nuevamente en un centro de infecciones .

China anunció hoy la mayor cifra en varios meses de nuevos casos diarios de Covid-19, por lo que las autoridades comenzaron a temer un posible rebrote en el país de la pandemia, que ya dejó más de 430.000 muertos y 7,8 millones de infectados en el mundo y sigue golpeando a otras regiones del planeta, con particular intensidad en Brasil, el segundo entre los países más afectados, detrás de Estados Unidos.

Tras semanas de control de la enfermedad, las autoridades chinas anunciaron hoy 57 nuevos casos, 36 de ellos infecciones locales en Pekín. Estos contagios están vinculados al mercado de abastos de Xinfadi, que suministra la mayor parte de los productos frescos de la capital. Otros dos casos se reportaron ayer también en la provincia de Liaoning, en el nordeste del país, que, según las autoridades, están vinculados con las personas que se contagiaron en Pekín.

Incertidumbre

El brote vinculado con ese mercado mayorista de alimentos en la capital china planteó serias dudas sobre los desafíos de contener la enfermedad y alertó sobre la posibilidad de un nuevo rebrote, ya que el distrito sur de Fengtai, donde se encuentra el comercio mayorista, tiene más de dos millones de residentes, según consignó el diario británico The Guardian. Además, Xinfadi es el mayor mercado agrícola mayorista de Asia y Beijing News informó que suministra casi el 90% de las frutas y verduras de la ciudad.

El primer caso en el nuevo foco de contagios fue descubierto el jueves después de que un hombre de 52 años dio positivo, lo que llevó al distrito donde vive a elevar su nivel de riesgo a medio.

Ayer se reportaron seis nuevas infecciones domésticas, tres trabajadores en el mercado de Xinfadi, dos personas que lo habían visitado y un compañero de trabajo de uno de los visitantes. Por otra parte, se realizaron pruebas masivas en cientos de personas que trabajan en el mercado y las autoridades descubrieron otros 45 casos asintomáticos.

Pekín ya había pasado 55 días en los que las únicas nuevas infecciones eran de ciudadanos que regresaban de otros países. La ciudad había comenzado a retomar las actividades, estableciendo paulatinamente la apertura de restaurantes y tiendas, y la reanudación del tráfico diario en las horas pico.

Nueva cuarentena

Pero con la aparición de los nuevos casos vinculados al mercado de Xinfadi se decidió revisar la situación. Las autoridades decretaron el confinamiento de 11 barrios residenciales cercanos al mercado, el cierre de nueve colegios y jardines de infantes, además de la suspensión de actos deportivos, cenas y visitas en grupo a otras provincias.

Además, en las últimas horas se pudo ver a voluntarios que iban de puerta en puerta en distintos puntos de la capital preguntando si alguien había visitado el mercado de Xinfadi recientemente, ya que se puso en marcha un plan para llevar a cabo pruebas masivas a las personas que hayan estado allí desde finales de mayo.

Las nuevas infecciones también generaron pánico por el consumo de salmón, que se retiró de los supermercados de todo el país después de que el presidente del mercado de Xinfadi dijo al diario Beijing News que el virus había sido detectado en láminas que servían para cortar el salmón importado.

Luego de que se confirmaron los dichos del director del comercio, grandes cadenas de supermercados, como Wumart o Carrefour, cancelaron la venta del salmón en Pekín e indicaron que otros alimentos no estaban afectados, según informó el Beijing Daily.

Sin embargo, las autoridades pequinesas ordenaron inspeccionar la cadena alimentaria con el foco puesto en la carne fresca y congelada, la carne de pollo y el pescado en los supermercados, almacenes y los servicios de catering.

Hasta el momento se puso en estricta cuarentena a 139 contactos cercanos de personas infectadas y más de 10.000 personas que trabajan en el mercado de Xinfadi serán evaluadas. El comercio está cerrado al público y actualmente se encuentra rodeado de militares y policías, que realizan guardia las 24 horas del día.

"De acuerdo con el principio de priorizar la seguridad de la gente y la salud, hemos adoptado medidas de cierre para el mercado de Xinfadi y los vecindarios circundantes", dijo Chu Junwei, un funcionario del distrito, que actualmente se encuentra en un "modo de emergencia en tiempos de guerra", expresó Junwei.

Agencias AFP, Reuters y DPA

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.