Una generación que creció a la sombra de Juan Pablo II

Millones de personas que festejan la santificación del papa polaco se formaron bajo su inolvidable papado de 27 años
(0)
27 de abril de 2014  • 08:42

CIUDAD DEL VATICANO (AFP).- Millones de jóvenes católicos de todo el mundo han participado desde 1984 en distintos países a las varias ediciones de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ), un evento organizado por la Iglesia que marcó a la generación que creció a la sombra de Juan Pablo II.

Para atraer a jóvenes de todos los continentes y hacerlos sentir orgullosos de ser católicos, el papa polaco los exhortaba a comprometerse socialmente, a casarse o a ser castos si era el caso.

Para algunos observadores se formó así la "generación de Juan Pablo II", la mayoría comprometida políticamente, sensible a los asuntos de carácter social y de tendencia más bien conservadora.

Entre ellos figuran los que se oponen con fuerza en Francia a la legalización del "matrimonio para todos", como se llamó la campaña a favor del matrimonio de homosexuales. La mayoría de esos jóvenes se han casado y tienen más hijos que el promedio de la población, según los observadores.

Para el vaticanista Andrea Tornielli, del diario italiano La Stampa, las enseñanzas de Juan Pablo II en 27 años de pontificado tuvieron "consecuencias éticas y morales" sobre los jóvenes católicos, que se identifican con la defensa de la familia y de la vida. "Esa generación cambió su conducta dentro de la Iglesia", sostiene Tornielli.

Gusto por la fe católica

Karol Wojtyla, el papa polaco que será canonizado hoy por el papa Francisco, quiso transmitir a los jóvenes de la década del 80 y 90, el gusto por la fe católica en una era marcada por el materialismo y la descristianización, similar a la vivida tras la caída del comunismo y la irrupción de la globalización.

Numerosos jóvenes participaron a las ediciones de la JMJ, entre ellas en Roma, París, Toronto, Colonia, Sidney, Madrid, Manila, a la que participaron cinco millones de personas.

"Juan Pablo II convocó la primera JMJ en 1984 en un clima de escepticismo total. Pero la juventud se volcó masivamente a escuchar al papa polaco que los invitaba a escoger entre el mal y el bien", recordó uno de los biógrafos de Juan Pablo II, el francés Bernard Lecomte.

"Con Wojtyla no se perdieron las nuevas generaciones, como pensaban algunos cardenales después de las revueltas estudiantiles de mayo del 1968", explicó Lecomte

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.