Una victoria para las mujeres del Senado

Varias legisladoras jugaron un papel clave para alcanzar el acuerdo bipartidista
(0)
17 de octubre de 2013  

NUEVA YORK (ANSA).- Si alguna vez hay un epílogo para la peor parálisis política en 17 años, bien podría ser un epílogo color rosa, ya que el acuerdo provisorio alcanzado ayer en el Senado norteamericano constituyó, en parte, una victoria para las mujeres, que dejaron atrás el bipartidismo en busca del consenso, inexistente entre sus pares masculinos.

El acuerdo fue obra, en cierta medida, de las "amazonas" del Senado: las republicanas Susan Collins, Lisa Murkowski y Kelly Ayotte, y las demócratas Amy Klobuchar, Jeanne Shaheen y Heidi Heitkamp.

Ante la indefinición de sus colegas masculinos para llegar a un acuerdo, estas mujeres adoptaron un estilo diferente de negociación, mucho más pragmático y más orientado al consenso que al choque.

"Las mujeres lo están haciendo mejor", bromeaba días atrás, durante una ronda de trabajo, el senador republicano John McCain, cuando las negociaciones seguían trabadas.

Si bien el Senado nunca fue un terreno propicio para las mujeres, que ocupan apenas el 20% de las bancas de la Cámara alta, el comité bipartidista que trabajó sobre el marco del acuerdo para salir del atolladero estuvo compuesto por 13 legisladores, mitad de los cuales eran mujeres.

"La mezcla de géneros ayudó muchísimo", reconoció el senador Joe Manchin, demócrata moderado, que formó parte de ese equipo. "Lo importante era lograr un resultado: no nos interesaba pelearnos, sino hacer progresos sobre la sustancia de los problemas. Y esto fue particularmente cierto para las mujeres republicanas", admitió.

"Antes de ir al debate, el pasado fin de semana, nadie había presentado una salida", se quejó, por su parte, Collins en el diario The New York Times. "¿Qué hizo nuestro grupo? Abrir el camino, y estoy muy satisfecha", completó la legisladora republicana.

Las senadoras del grupo bipartidista tienen ideas y lugares dispares en el escenario político norteamericano. Pero para todas ellas el objetivo fue trabajar para encontrar puestos comunes, desafiando la hegemonía masculina. Y, tras la demora en alcanzar un acuerdo, las encuestas muestran ahora que los diputados y senadores masculinos tocaron fondo en el juicio de la opinión pública, mientras que las mujeres están en alza.

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.