Venezuela: oficialistas y oposición marchan por sus ideales a 26 años del Caracazo

Capriles ayer reiteró que es necesario un cambio en Venezuela
Capriles ayer reiteró que es necesario un cambio en Venezuela Crédito: Tomada del diario 2001.com.ve
El gobierno de Nicolás Maduro contó hoy con el respaldo de Bolivia, que en un comunicado manifestó su "solidario apoyo al pueblo y Gobierno" de Nicolás Maduro
(0)
28 de febrero de 2015  • 18:13

CARACAS.- Hoy se cumplen 26 años del Caracazo, a lo que se denominó la serie de protestas durante el gobierno de Carlos Andrés Pérez, en 1989. Y hoy miles de simpatizantes del gobierno del mandatario Nicolás Maduro marchan en la capital venezolana para "repudiar la injerencia de Estados Unidos" en los asuntos internos.

La "gran marcha antiimperialista", como la denominó el oficialismo, partió desde la plaza Brión, en el este de Caracas, rumbo al centro histórico, para realizar una concentración en los alrededores de la casa de gobierno, el Palacio Miraflores.

Los participantes marcharon con pancartas y bandera tricolores y de sus partidos, y gritaron consigas en contra de Estados Unidos y su supuesta injerencia.

Pero la oposición también alza su bandera este día. La red social Twitter sirvió como ventana para expresar, con una manifestación en ciudades como San Cristóbal, su rechazo al Gobierno.

La ex diputada María Corina Machado, una de los líderes de la oposición junto con Henrique Capriles y Leopoldo López, escribió: "San Cristóbal unida en la calle por dolor y la determinación de detener esta destrucción. Mi respeto y cariño infinito".

En tanto, la marcha oficialista fue organizada después de varias denuncias de Maduro respecto a que Estados Unidos estaría involucrado en un intento golpista revelado a mediados de febrero y por el cual acusaron a varios oficiales de la Fuerza Aérea.

Esta marcha se da en un momento de extrema tensión en Venezuela, donde días atrás se detuvo a algunos miembros de la oposición, como el alcalde de Caracas, Antonio Ledezma, encarcelado y acusado de conspirar contra el Gobierno de Maduro; y se registró la muerte de un menor de 14 años por un disparo durante una manifestación. Además, el país continúa sumergido en una crisis que repercute en la falta de alimentos en los supermercados, en un contexto económico crítico por el bajo costo del barril del petróleo.

En un discurso de esta semana, Maduro dijo que el presidente Barack Obama "se dejó meter en un callejón sin salida" por sus asesores, que pretenden una intervención en Venezuela.

Además, dijo que Washington estaría presionando a otros gobiernos de la región para que apoyen una intervención estadounidense en Venezuela. El diputado oficialista Darío Vivas, jefe de movilización del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), acompañó la marcha desde la plaza Brión, en el este de Caracas. Dijo que la manifestación demuestra la "fuerza que tiene el pueblo en la calle".

"Aquí no hay conspiración posible, aquí lo que hay es un pueblo en la calle, derrotando la conspiración y apoyando al compatriota presidente Nicolás Maduro", agregó.

Para la oposición, el país "ha empeorado"

En tanto, la oposición no ha recordado el Caracazo con el mismo buen ánimo que el chavismo. Según el diario El Nuevo Herald, Jesús Torrealba, secretario ejecutivo de la coalición opositora venezolana Mesa de la Unidad Democrática (MUD), afirmó ayer que luego de 26 años de la revuelta popular, los tiempos han sido de "negación de la justicia" para las víctimas.

De los "26 años del Caracazo, más de la mitad, 16, han ocurrido bajo el régimen chavomadurista, han sido años de absoluta impunidad, han sido años de negación de justicia", expresó Torrealba en rueda de prensa.

El ex candidato presidencial y gobernador de Miranda, Henrique Capriles, lamentó la actual situación de Venezuela. "Las condiciones del país siguen siendo las mismas o hasta han empeorado, a pesar de haber tenido la bonanza petrolera más importante de nuestra historia. No es justo que 26 años después del Caracazo, seamos el país con la inflación más alta del planeta, con la escasez más alta del mundo y uno de los países más violentos de la tierra", manifestó ayer.

Dijo además que el pueblo venezolano "está resistiendo, aguantando la profunda crisis política, económica y social". Sin embargo, reiteró que es necesario un cambio. "Nosotros deberíamos tener un país distinto. Hoy el hombre nuevo que tanto pregonaba la mal llamada revolución cae víctima de la violencia y la mujer nueva está haciendo colas para comprar comida. Esto tiene que cambiar y ustedes tienen la fuerza para lograr ese país que soñamos", agregó.

Bolivia muestra su "solidario apoyo" a Venezuela

Mientras, el Gobierno de Bolivia expresó hoy su respaldo al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, y repudió los "planes conspirativos" denunciados por el Ejecutivo venezolano, en medio de las permanentes tensiones en ese país.

El ministerio boliviano de Exteriores manifestó en un comunicado "su solidario apoyo al pueblo y Gobierno" de Venezuela y a su presidente "legítima y democráticamente elegido".

"Asimismo, expresamos nuestro total rechazo a las acciones injerencistas de cualquier Estado que sólo buscan alentar la subversión interna y alterar la paz social", añade el comunicado.

Morales señaló que su embajador en Caracas le ha informado que todo "está tranquilo" allí y opinó que la crisis en ese país es un tema "mediático" pues, a su juicio, los medios de comunicación quieren mostrar "como si se estuviera incendiando Venezuela".

Agencias: EFE y AP

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.