Aciertos y errores

El músico repasa su historia sentimental
(0)
11 de diciembre de 2009  

LONDRES.- El ex beatle Paul McCartney admitió que su tumultuoso matrimonio con la ex modelo Heather Mills fue uno de los mayores errores de su vida, según una entrevista publicada ayer por la revista británica Q.

Cuando le preguntaron si el casamiento con Mills había sido una de sus peores decisiones en la última década, McCartney, de 67 años, respondió: "Ok, sí". Y enseguida agregó: "Esas cosas pasan, ¿no? Pero tiendo a fijarme en lo positivo, que es que tengo otra hija preciosa como resultado de eso (el matrimonio con Heather Mills)", comenta el músico, sin mencionar en ningún momento el nombre de su ex mujer.

McCartney, cuya hija Beatrice, de 6 años, es fruto de la relación con Mills, se casó con la ex modelo en 2002 y se divorció en 2008 tras alcanzar un acuerdo valorado en 24,3 millones de libras.

Pese al fracaso de esa relación, la que sucedió a su matrimonio de tantos años con la desaparecida Linda Eastman, McCartney destaca que se las arregló "para sentirse bastante satisfecho esta década". De hecho, ya tiene una nueva novia: la divorciada y millonaria estadounidense Nancy Shevell.

Por otro lado, desmintió rumores sobre su posible jubilación: "Lo estoy pasando muy bien. ¿Por qué me retiraría? ¿Sentado en casa y viendo la tele? No, gracias. Prefiero tocar".

A la pregunta de si perdió 60 millones de libras como consecuencia de la crisis crediticia, McCartney se hace el despistado y contesta con un simple: "No tengo ni idea".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.