Polémica alrededor del Fortnite: ¿los pasos de baile tienen derechos de autor?

Una demanda contra la compañía detrás del videojuego más popular abre el debate acerca de qué es necesario para ser dueño de un baile
Una demanda contra la compañía detrás del videojuego más popular abre el debate acerca de qué es necesario para ser dueño de un baile
Steve Knopper
(0)
4 de enero de 2019  • 15:07

Fortnite es probablemente el videojuego más popular del mundo, con 200 millones de jugadores y 1.000 millones de dólares de ganancias, pero para el rapero 2 Milly es simplemente el juego que le robó sus pasos de baile característicos. La última versión del Fortnite adapta el baile viral del rapero de Brooklyn, el Milly Rock, como un atributo para los personajes llamado Swipe It. "Mi baile es mi emblema", dice él, nacido como Terrence Ferguson, luego de demandar a Epic Games en la Corte de los Estados Unidos. "Todo el mundo te lo dice, desde acá hasta Alaska: ‘Hey, ese es el Milly Rock’. No me importa que la gente lo haga en sus videos. Lo que sí me importa es cuando alguien toma mi creación y la vende."

El juego de rol y matanza de zombis les permite a los personajes comprar una variedad de pasos de baile animados en loop para celebrar sus victorias y burlarse de sus oponentes. Algunos de los pasos son originales del juego, como Flippin’ Sexy, en el que un jugador da una vuelta en el aire y cae en una posición provocativa; otros son prestados de bailes virales de YouTube, como la torpe danza de Dr. Turk en Scrubs, el programa de televisión, y el paso como con un volante de Snoop Dogg en su video de "Drop It Like It’s Hot".

Gracias al paso de 2 Milly, que involucra un vaivén distintivo de los brazos y un movimiento de cadera, el video del "Milly Rock" fue viral en YouTube, amasando más de 18 millones de visitas hasta el día de hoy; estrellas desde Rihanna hasta Travis Scott lo hicieron en vivo, y jugadores de la NFL lo usaron después de un touchdown. "La gente dice: ‘Veo gente haciendo tu baile en videos de YouTube, ¿los vas a demandar a ellos?’. En realidad, eso es promoción. Es como difundir la marca", dice 2 Milly. "Pero cuando vendés lo que otra persona creó, entonces ya es robo."

En las últimas semanas, otras personas también demandaron a Fornite por usar sus bailes sin permiso, como la madre de Russell Horning, también conocido como Backpack Kid, quien popularizó un paso viral llamado Floss, y Alfonso Ribeiro de The Fresh Prince of Bel-Air, conocido por el baile "Carlton dance". Ambos están siendo representados por el abogado David L. Hecht, quien también inició la demanda en nombre de 2 Milly hace dos semanas. Los tres bailarines también demandaron a Take-Two Interactive por supuestamente usar sus pasos en NBA 2K18. Un representante de Take-Two se negó a comentar para Rolling Stone acerca del litigio.

Pero ganar un juicio por un paso de baile no es algo sencillo: es incluso más complicado que el caso de los herederos de Marvin Gaye contra Robin Thicke por haber usado pedazos de "Got to Give It Up" en su éxito "Blurred Lines". "No es para nada una pavada", dice Christine Lepera, una abogada que representa a Drake, Timbaland y otros. "No podés registrar bailes que son genéricos. Por lo que vi en internet, yo he hecho estos pasos [el Milly Rock] en clases de hip-hop durante años. Es un giro, un talón afuera, el otro talón afuera, y después girar los brazos."

Bailarines y coreógrafos pueden registrar pasos, siempre y cuando estén "fijados en un medio expresivo tangible", es decir, que sean conocidos públicamente por un video o película. Los herederos de grandes bailarines, desde Michael Jackson hasta Bob Fosse, han registrado estos pasos con los años. Y hay precedentes legales que protegen a los creadores. En el caso Horgan vs. Macmillan, de 1986, una Corte de Apelaciones resolvió que los fotógrafos no podían publicar imágenes de conocidos pasos de El cascanueces sin permiso de los herederos del coreógrafo George Balanchine. El abogado de 2 Milly menciona una resolución de una Corte de Apelaciones no relacionada con el baile, en 1992, en la que la cantante Bette Midler evitó que una propaganda de autos usara una imitación de su voz.

La pregunta es si el paso de 2 Milly de 2015 está lo suficientemente formado como para constituir propiedad intelectual. "No hay muchos casos de esto", dice Gerald L. Sauer, un abogado de propiedad intelectual de la firma Sauer & Wagner en Los Ángeles. "Los movimientos y gestos comunes no están cubiertos. Las posiciones de Yoga: no. Todos esos festejos y bailes en la NFL, tampoco. Los Village People deletreando con los brazos no califican. Las Cortes quieren ver un trabajo coreografiado y registrable, ejecutado por intérpretes formados, y ante un público."

Fortnite ofrece la opción de comprar pasos de baile, muchos muy conocidos, como el icónico salto con el golpe de taco de Fred Astaire. A medida que los creadores reconocían sus pasos en el juego, empezaron a quejarse en Twitter: Faison, de Scrubs, medio en broma se preguntaba, en abril, si debía "buscarse un abogado". 2 Milly contactó a sus abogados luego de que saliera el Battle Royale Season 5 Battle Pass, de Fortnite, en julio.

Ese mismo mes, Chance the Rapper sugirió que Fortnite era la última en una larga fila de corporaciones que se apropiaban de la cultura afroamericana. "Fornite debería poner las canciones de rap detrás de los pasos con los que ganan tanto dinero", escribió en Twitter. "Los creativos negros crearon y popularizaron esos pasos, pero nunca los capitalizaron. Imaginen si la plata que está gastando la gente fuera compartida con los artistas que los crearon."

Algunas organizaciones de baile han sido meticulosas a la hora de proteger sus derechos de propiedad intelectual. Julie McDonald, fundadora de McDonald/Selznick Associates, una agencia que representa a coreógrafos prominentes como Vincent Paterson y Toni Basil, dice que el sindicato de teatro Stage Directors and Choreographers Society y algunos herederos prominentes "te pueden hacer callar la boca" en casos de robo de pasos de baile. Pero los coreógrafos de Hollywood que trabajan en películas y programas de televisión nunca formaron un sindicato y tienen menos influencias para proteger su trabajo. "Hacemos lo que podemos", dice ella, "pero no hay guías, no hay términos ni acuerdos básicos."

En la demanda del 5 de diciembre pasado, el abogado de 2 Milly, David L. Hecht, dice: "Epic se benefició injustamente de la explotación de la expresión creativa y la imagen protegida de Ferguson". (Los representantes de Epic Games dicen que no van a comentar acerca del litigio). En una entrevista telefónica, Hecht dice que planea enfatizar el "derecho de publicidad" de 2 Milly, sugiriendo que Fortnite usó la imagen del rapero sin su permiso, además de la propiedad intelectual de los pasos de baile. "Yo digo que podés registrar una coreografía, absolutamente", agrega, "y lo dejamos ahí".

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.