American Horror Story estrena su novena temporada

Michael Langdon, uno de los protagonistas de la novena temporada de este horrorífico show.
Michael Langdon, uno de los protagonistas de la novena temporada de este horrorífico show. Fuente: Archivo
Marcelo Pavazza
(0)
9 de septiembre de 2019  • 10:51

Ryan Murphy no se caracteriza por ser un hombre corto de ambiciones. Sin embargo, el guionista, director y productor que escaló fenómeno tras fenómeno sin hesitar ( Nip/Tuck, Glee, American Crime Story, Feud o Pose), con American Horror Story (AHS), que estrena su novena temporada este mes en FX, pareciera estar siempre caminando por la cuerda floja. Pero nunca tropieza, por más ecléctico que sea el recorrido de esta serie antológica. El show, que debutó en 2011, paseó su trama por Nueva Orleans y sus brujas modernas ( AHS: Coven), una casa poblada de fantasmas (AHS: Murder House), la experiencia sobrenatural a la Blair Witch Project (AHS: Roanoke), un hotel de vampiros (AHS: Hotel), shows circenses de fenómenos ( AHS: Freak Show), los sucesos, engarzados en metáforas sangrientas, de las elecciones de 2016 que consagraron presidente a Donald Trump ( AHS: Cult), un manicomio espeluznante ( AHS: Asylum) y el Apocalipsis y la llegada del Anticristo ( AHS: Apocalypse, la última hasta ahora). Y, a pesar de ese recorrido sinuoso, ha logrado un piso de audiencia de casi tres millones anuales de espectadores promedio en Estados Unidos y ha cosechado una buena cantidad de fanáticos.

El hilo conductor de AHS es una temática asociada a lo truculento, donde se mezclan miedos y creencias ancestrales, el tributo al viejo (y no tan viejo) cine de terror de Hollywood (con sus fantasmas y monstruos), la tecnología como amenaza real, el elemento LGBT que es marca de fábrica de Murphy y su socio creativo, Brad Falchuk, y una sensación inquietante de claustrofobia, presente también en series como La dimensión desconocida o Black Mirror. Factores que, combinados con la preferencia de un sector del público por las anthology series, ficciones autoconclusivas que resuelven su trama en una temporada (un formato que Murphy domina a la perfección), explican que la serie vaya por la novena temporada y ya tenga confirmada una décima para 2020.

La versión 2019 tiene como subtítulo 1984, una referencia a las películas slasher de los años 80. El escenario será, por supuesto, un campamento de verano (Camp Red Hood). Habrá homenajes a filmes como la saga Martes 13 o Pesadilla en lo profundo de la noche (en realidad, los creadores ampliaron el espectro de influencias y nombraron a El resplandor y Noche de brujas, entre otras) y, siguiendo el camino de Stranger Things, una cuidada reconstrucción de época que incluye musculosas y shorts ajustados, mallas de lycra, vinchas, jeans con botamangas, mochilas multicolores y walkmans. Todo con música ochentera de fondo (aunque, fiel a su estilo mashupero, la dupla Murphy/Falchuk combinó en los teasers de adelanto el hit de Streets of Fire, "I Can Dream About You", de Dan Hartman, con "Feet Under", tema de la estrella pop del momento, Billie Eilish) y adolescentes encandilados bajo el brillo de un cuchillo enorme de hoja dentada acechando en la oscuridad, empuñado por un asesino de andar macilento y sediento de sangre. Un killer que, según especularon los fanáticos de la serie, estaría inspirado en Richard Ramirez, asesino serial que aterrorizó el área de San Francisco a mediados de los 80. Con Emma Roberts en el elenco, en lo que será su quinto personaje en la serie, y la salida momentánea del reparto de los también habituales Sarah Paulson, Evan Peters y Jessica Lange, AHS apuesta como siempre a la megaproducción con un presupuesto de alrededor de US$40 millones. El resto lo hará la imaginación de Murphy, definido por John Landgraf, CEO de FX Networks y FX Productions, como "un genio loco y creativo que, supongo, alguna vez dirá «basta» y se quedará seco de ideas. Hasta ahora no ha sucedido".

Juego de premios

La noche de la 71a entrega de los premios Emmy (domingo 22, transmite TNT) tal vez consagre a Game of Thrones como la serie más exitosa de todos los tiempos. La ficción basada en los libros de George R. R. Martin suma 32 nominaciones, con más de un postulante en las categorías principales de actuación y grandes chances de ser galardonada como mejor drama. Los números de GoT acompañan la extraordinaria performance de HBO, la cadena que la emite, que lidera con 137 nominaciones en total. Son 20 más que las logradas por Netflix, que alcanzó 117, revirtiendo lo sucedido el año pasado (fueron 108 contra 112).

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.