Arranca la fiesta teatral porteña

Atractivo menú con lo mejor de la escena independiente
(0)
26 de febrero de 2015  

A partir de este domingo podrán verse en diferentes escenarios porteños las obras que podrían representar a la ciudad autónoma de Buenos Aires en la 30» Fiesta Nacional del Teatro 2015. Las funciones comienzan con El ángel de la culpa, de Marco Antonio de la Parra, dirigido por Dora Milea, a las 16.30, seguido de Diario de una orientadora de sala, con dirección de Gonzalo Facundo López, a las 20.30, ambas en El Camarín de las Musas. Ese mismo día (domingo) podrá verse El rastro, de Margó Glantz, con la dirección de Alejandro Tantanian, a las 19, en Timbre 4. El lunes sube a escena La bestia rubia, de Andrés Gallina, con Nelson Rueda, dirigido por Tatiana Santana, a las 20.30, en el Teatro del Pueblo. Los hombres vuelven al monte, escrita y dirigida por Fabián Díaz, levantará el telón el miércoles, a las 20, en Apacheta, mientras que el jueves le corresponderá el turno a Crol (con texto y dirección de Verónica Schneck), a las 21, en El Estepario.

El viernes podrá verse Prueba 1: el espectador (gratis), escrita y dirigida por Matías Felman, en el Club de Teatro Defensores de Bravard, a las 18, seguida por Qué azul es ese mar, pieza llevada a escena por la directora Eleonora Comelli. La función será a las 21 en el Teatro del Abasto. Luego le corresponderá el turno a El chico de la última fila, de Juan Mayorga, con dirección de Enrique Dacal, que tendrá función a las 23, en Elkafka.

La jornada culmina el próximo sábado con las presentaciones de Mi hijo sólo camina un poco más lento, con dirección de Guillermo Cacase, a las 17.30, en Apacheta; Lunes abierto, de Ignacio Sánchez Mestre, a las 21, en el Beckett Teatro, y Todos mis miedos, de Esteban Bieda y Nahuel Cano, con la dirección de Cano, que se verá a las 23, en el mismo escenario. Todas las funciones (salvo la mencionada) tienen entradas a 70 pesos.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.