Abren nuevas salas para ver cine

Además, los empresarios Marcelo Morales y Raúl Serú reacondicionaron otras
(0)
24 de mayo de 2003  

La tendencia global de los mundos de compras decidió hace un tiempo que los cines de barrio transiten el camino de su desaparición. Pero al mismo tiempo que esas salas se han transformado en templos religiosos, supermercados o garajes, también hoy los cines cuentan con la posibilidad de regenerarse en multisalas o de insertarse en el esquema de los grandes shoppings.

Para los espectadores que viven en el barrio de Liniers (en donde aún sobrevive el histórico cine Martín Fierro en las tres salas del ahora llamado Nuevo Liniers), acaba de abrir una nueva posibilidad de ver películas con tres nuevas salas dentro del Plaza Liniers Shopping Center, en Ramón Falcon 7117.

La iniciativa surgió de dos exhibidores que cuentan entre sus méritos el hecho de haber rescatado del cierre a otro cine de barrio, el Moreno, en Caballito, que después de haberse convertido en las salas Lyon 1 y 2, hoy es el Cinedúplex. Y también de haber propiciado la apertura de tres nuevas salas en el shopping de Villa del Parque.

Esta vez, los exhibidores Marcelo Morales y Raúl Serú consiguieron que un importante espacio del shopping de Liniers se destinara a la construcción de tres salas con capacidad para 170 personas cada una, con una pantalla de pared a pared de 6 por 3 y equipamiento para sonido Dolby Stereo. "Y para reducir costos hasta decidimos encargar el diseño nacional de 500 portavasos para las butacas", cuenta risueño Marcelo Morales, quien profesionalmente ha abarcado un amplio abanico de la actividad cinematográfica en la producción y la distribución desde la compañía de su tío, Gamo.

En los nuevos cines las entradas costarán 7,50, y 4,50 pesos los lunes, martes y miércoles, y las primeras funciones de los jueves, viernes, sábados y domingos. "En agosto abriremos tres salas más grandes en otra ala del shopping -agrega Morales-. Creemos que ésta es una buena plaza para los cines, ya que el barrio de Liniers cuenta con un importante público de su zona residencial y con una gran cantidad de espectadores potenciales que están de tránsito en esta zona."

Para que estos nuevos cines estén incluidos en el circuito comercial necesariamente tienen que exhibir las películas de las compañías majors. Aunque Morales cuenta que prevén, además,"exhibir una buena dosis de cine nacional porque queremos acompañar los pequeños emprendimientos y la gran energía de los nuevos realizadores que están triunfando en los festivales internacionales".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.