Anya Taylor-Joy: desde Argentina a la conquista de Hollywood

Anya Taylor-Joy quiere conquistar Hollywood
Anya Taylor-Joy quiere conquistar Hollywood Fuente: Archivo - Crédito: Instagram
Con tan solo veinte años, la joven que fue criada en nuestro país pisa fuerte gracias a su protagónico en la aclamada La bruja
Milagros Amondaray
(0)
16 de abril de 2016  • 00:17

No hubo un solo momento en el que Anya Taylor-Joy, la joven de veinte años que nació en Miami pero fue criada entre la Argentina y Reino Unido, supo que su vocación era ser actriz. No. No hubo un solo momento. Hubo muchos. Uno de ellos fue cuando vio E.T. de Steven Spielberg por primera vez. Otro fue cuando descubrió que Saoirse Ronan era un modelo a seguir ("a los quince me vi todas las películas que había hecho en un solo día"). Otro fue, también, cuando abandonó su futuro promisorio como bailarina para prepararse para una seguidilla de castings en los que recibió más de un golpe a la autoestima."Todavía recuerdo mi audición para Maléfica y lo nerviosa que estaba, nunca lloré tanto como cuando me dijeron que no había quedado". Anya no habrá podido trabajar a la par de Angelina Jolie - la elegida terminó siendo Elle Fanning - pero eso no significa que no esté bien encaminada. Por el contrario, su carrera en Hollywood recién comienza.

Anya en Atlantis, la serie de la BBC America, uno de sus primeros trabajos
Anya en Atlantis, la serie de la BBC America, uno de sus primeros trabajos Fuente: Archivo

Siempre suena a cliché cuando las celebridades evocan su paso por el colegio como uno poco glamoroso. Sin embargo, en una reciente entrevista con la publicación The Hollywood Reporter, Anya sonó muy genuina al recordar cómo fue crecer de manera itinerante, siempre tironeada entre dos países completamente diferentes. "Nunca me pude integrar bien en ningún lado cuando era chica, ocasionalmente notaba que tenía algo diferente, pero no sabía qué podía ser". ¿Cuándo cambió esa percepción de sí misma? En su primer rodaje. "Cuando estoy filmando una película me siento más completa que en cualquier otro lado, sé que suena muy trillado o cursi, pero es la realidad, la actuación llenó ese vacío que tenía", expresó.

Una vez que se despidió de su plan de ser bailarina, Anya lentamente empezó a esbozar su filmografía gracias a participaciones televisivas en series como Endeavour y Atlantis, donde tuvo un papel más significativo. Como en la industria se produce una suerte de efecto dominó, Anya fue vista por el dúo de DJ's GTA compuesto por Julio Mejia y Matt Toth, quienes la eligieron para ser la protagonista del video para su canción "Red Lips". Si bien el próximo paso parecía incierto, la joven actriz hizo algo que cambiaría el rumbo de su carrera: capitalizar ese "look extraño" que ella dice tener para audicionar para La bruja, el flamante film de Robert Eggers.

*Ascenso a la fama, de la mano del terror

En La bruja, la excelente película de Robert Eggers
En La bruja, la excelente película de Robert Eggers Fuente: Archivo

Al guionista y director Robert Eggers le sucedió algo muy curioso cuando estaba buscando a la actriz para protagonizar su película de terror sobrenatural: la primera película que le llegó fue la de Anya. "Pensé que no podía ser tan fácil que la primera audición que veía fuera la indicada, entonces me dispuse a ver alrededor de mil más y volví al principio. El papel tenía que ser para ella", declaró el realizador. Su ópera prima - ambientada en 1630 y centrada en una familia de Nueva Inglaterra que sufre la desaparición de su hijo menor y teme posibles actos de brujería - debutó en el Festival de Cine de Sundance obteniendo el premio a la mejor dirección.

Dicho logro no es para subestimar. En la actualidad, el cine de terror sale airoso en contadas ocasiones, ya sea gracias a cineastas independientes como David Robert Mitchell con Te sigue o al revival setentoso que implicó la sorprendente El conjuro. Sin embargo, La bruja supo ubicarse entre las películas que están revitalizando el género y así, fruto de la exposición que da Sundance y de las excelentes críticas recibidas, Anya empezó a forjar su proyección internacional. "Nunca pensé que Robert me iba a dar el rol de Thomasin, pero a la vez luzco medio rara y quizás eso fue lo que me terminó ayudando".

*Entre cómics y ciencia ficción: lo que se viene

"No quiero ser encasillada" le dijo la actriz a The Hollywood Reporter
"No quiero ser encasillada" le dijo la actriz a The Hollywood Reporter Fuente: Archivo - Crédito: Instagram

La gran repercusión de La bruja tuvo su impacto en la joven intérprete, al punto de que ya fue convocada para Split, la segunda colaboración de M. Night Shyamalan con el productor Jason Blum tras el éxito de Los huéspedes. Anya comparte protagónico nada menos que con James McAvoy, quien reemplazó a Joaquin Phoenix . Asimismo, Anya será parte del thriller de ciencia ficción Morgan, ópera prima de Luke Scott, hijo del gran Ridley, con la compañía de Paul Giamatti y Kate Mara . Como si todo ésto fuera poco, varias versiones indican que a la actriz le ofrecieron el rol de Magik en la adaptación del cómic New Mutants, que forma parte de la franquicia de X-Men.

Por lo pronto, ella se mantiene decidida a trabajar consistentemente, pero a partir de personajes que la motiven: "No me gustaría que me encasillen, me gustaría que me pongan por encima de los prejuicios", declaró, a sus tan solo veinte años, una de las actuales promesas de Hollywood. De todas formas, hizo una salvedad: "Sí puedo decir que me gustaría trabajar en una película de Quentin Tarantino , en una de los hermanos Coen y en una de Steven Spielberg". A fin de cuentas, el impacto que tuvo E.T. en su adolescencia todavía persiste.

* La bruja, ya disponible en nuestras salas:

*Anya en el video de "Red Lips" de GTA (Skrillex Remix):

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.