Cannes 2018: Kristen Stewart se rebeló y caminó la alfombra roja descalza