Cazador blanco, corazón negro: cuando la maldición de La reina africana recayó sobre Clint Eastwood