Cinco papeles inolvidables de Hugh Grant

Hugh Grant, un actor que aprendió a divertirse y se nota en cada papel que interpreta
Hugh Grant, un actor que aprendió a divertirse y se nota en cada papel que interpreta Fuente: Archivo
Natalia Trzenko
(0)
13 de marzo de 2019  • 18:35

El estreno de la serie A Very English Scandal no sólo permitió ver una de las miniseries más nuevas y divertidas de la BBC, una comedia negra basada en un caso real y dirigida por Stephen Frears, sino que también sirvió como un recordatorio del gran actor que es Hugh Grant . Aunque durante años fue subestimado como el casi tartamudo y excesivamente modosito intérprete de comedias románticas, lo cierto es que Grant siempre consigue hacer todo un poco mejor, hasta las películas que están por debajo de su talento.

Claro que cuando su carisma encuentra el proyecto adecuado los resultados son notables e inolvidables, ya sea el protagonista o se trate de unos de esos papeles secundarios con los que el actor parece estar divirtiéndose en los últimos años.

Trailer de Bridget Jones's Diary - Fuente: YouTube

01:38
Video

El diario de Bridget Jones (2001). Después de ser el protagonista entre tímido y despistado de comedias románticas como Cuatro bodas y un funeral y Un lugar llamado Notting Hill, Grant afirmaba a quien quisiera escucharlo que ya no estaba interesado en el género o, al menos, en los personajes que le ofrecían. Y entonces un día se convirtió en el villano. O la contrafigura del héroe que en este caso le tocó a Colin Firth. En la adaptación cinematográfica del libro de Helen Fielding, protagonizada por Renée Zellweger, Grant era el seductor Daniel Cleaver, un divertido mujeriego que tenía un especial afecto por la protagonista y bastante poco cariño por la verdad. Su desfile por los pasillos de la editorial dónde trabaja, el pelo más largo de la habitual y una elegancia perfectamente calculada demuestran desde el primer segundo que aparece en pantalla que esta versión de Grant no tiene nada en común con el reprimido muchacho de las chancletas con medias de Cuatro bodas y un funeral.

Trailer de About a Boy - Fuente: YouTube

02:47
Video

Un gran chico (2002). Otra adaptación literaria y otro personaje con más dobleces que el clásico galán de cartón. En esta película basada en el libro de Nick Hornby, Grant perfeccionó el papel del superficial y egocéntrico bon vivant cuya vida cambia radicalmente cuando se hace cargo, casi sin querer, de Marcus (Nicholas Hoult), un chico necesitado de afecto y una figura masculina. Claro que Will Freeman no es el mejor ejemplo de madurez y buenas intenciones. Todo lo contrario. Sin saber como desarmar el vínculo con Marcus, Will se dará cuenta que puede utilizarlo a su favor cuando quiera conquistar a Rachel (Rachel Weisz), una madre soltera a la que le hace creer que el chico es su hijo.

Trailer de Two Weeks Notice - Fuente: YouTube

02:29
Video

Amor a segunda vista (2002). Con las lecciones aprendidas de sus dos anteriores películas Grant regresó a la comedia romántica por la puerta grande y en sus términos. Primero se consiguió a la compañera de aventuras ideal, Sandra Bullock , y luego logró que el guionista y director Marc Lawrence le escribiera un papel a su medida. George Wade es un millonario más preocupado por su próximo partido de tenis que por los negocios de los que se encarga su hermano mayor. Egocéntrico y un poco aburrido de todo, George descubre que la abogada Lucy Kelson es su exacto opuesto y que emplearla es de las cosas más inteligentes y divertidas que hizo en años. Y entonces el mujeriego e indolente cuarentón descubre el amor, tal vez por primera vez, un arco narrativo que Grant aprovecha en cada escena.

Trailer de Letra y música - Fuente: YouTube

02:07
Video

Letra y música (2007). Cuenta la leyenda que cuando Richard Curtis, guionista con el que Grant ya había trabajado en Cuatro bodas y un funeral y Notting Hill, le propuso interpretar al primer ministro en Realmente amor, el actor aceptó siempre y cuando Curtis eliminara la escena en la que debía bailar. Tanta vergüenza le daba a Grant esa secuencia que se negó a hacerla hasta el mismo día de la filmación. Sin embargo, está claro que a pesar de su renuencia los resultados le deben haber parecido tan hilarantes como al público, porque unos años después dejó de lado sus aprensiones y abrazó la posibilidad de hacer el ridículo como la exestrella pop de los ochenta Alex Fletcher. Aunque el romance con el personaje de Drew Barrymore no es de lo más creíble o interesante, las secuencias en las que se ve a Grant en sus tiempos de gloria como cantante bien valen todo el resto de la película.

Trailer de Paddington 2

02:23
Video

Paddington 2 (2017). Una de las mejores películas de los últimos años, la segunda parte de las aventuras del osito Paddington en Londres excede los límites del cine infantil y para toda la familia. Con un guión sensible pero nunca sensiblero y un enorme sentido del humor y la diversión, la película tiene además un villano tan perfecto como el resto de los personajes que la habitan. Grant interpreta al actor Phoenix Buchanan, un maestro del disfraz y las malas acciones que se muda cerca del osito y su familia adoptiva y termina por involucrarlos en una trama policial que requerirá de todo el ingenio de los buenos y del inolvidable malo de Grant.

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.