Cinco razones por las cuáles no deberías perderte Doctor Strange

Steve Ditko, genio olvidado
Steve Ditko, genio olvidado
Se estrena el nuevo héroe de Marvel y su protagonista, Benedict Cumberbatch, es una de las razones por las cuales tenés que saber de qué se trata esta producción
Martín Fernández Cruz
(0)
24 de noviembre de 2016  • 00:29

1. Un héroe distinto

La aparición de Doctor Strange en el universo de héroes Marvel supone también la llegada de una nueva clase de personaje, uno que no tiene que ver ni con los súperpoderes ni con la tecnología ni con la mitología. Doctor Strange es simplemente un hombre común, que mediante un entrenamiento en las artes místicas, logra acceder a un nuevo plano de la realidad, uno desconocido por el resto de los humanos. El protagonista de la historia es el neurocirujano Stephen Strange, uno de los médicos más reconocidos en su campo, que luego de un accidente automovilístico pierde la precisión en sus manos y, en consecuencia, la posibilidad de ejercer su profesión. Decidido a buscar una solución [cualquiera sea] a su problema, conoce a El Ancestral, una experta en las artes oscuras que expandirá las puertas de la percepción del protagonista. De esta forma, el antiguo neurocirujano se convierte en un hechicero excepcional, que combatirá las amenazas místicas con las que Vengadores como Iron Man o Hulk no podrían jamás lidiar.

Es interesante que al igual que sucedió con las historietas de Marvel en los sesenta, Doctor Strange representa un nuevo tipo de héroe que no está tan centrado en la fuerza sino en la magia y en la posibilidad de explorar y relativizar el concepto de “realidad”.

2. Benedict Cumberbatch

Uno de los grandes atractivos del film es indudablemente su protagonista Benedict Cumberbatch . El actor inglés es uno de esos bichos raros que logra construir una carrera que mezcla películas “de prestigio”, con otras que generan un verdadero culto. Sin lugar a duda, lo mejor de Cumberbatch se sintetiza en su rol como Sherlock Holmes para la serie televisiva en la que compone una versión moderna del mítico detective. Y en Doctor Strange, Benedict consigue una de sus mejores interpretaciones, en la que muestra su talento para el cine de aventuras sin por eso perder dramatismo. En la carrera por interpretar al personaje, el actor le ganó a varios nombres muy populares como Ewan McGregor, Keanu Reeves, Jared Leto e inclusive Matthew McConaughey, pero basta con descubrir la interpretación del inglés para comprender que esa elección fue por lejos uno de los grandes aciertos de casting del estudio Marvel.

3. Un universo visual único

Una historia con un mago experto en planos alternativos, rodeado de seres capaces de manipular la percepción y batallas que desafían cualquier tipo de lógica era una película que debía tener una impronta visual única y totalmente novedosa y ahí es donde reside otro de los atractivos de Doctor Strange. Desde su nacimiento en las historietas, sus aventuras se caracterizaban por jugar con la realidad, por explorar dimensiones de pesadilla o simplemente por aventurar a los personajes a través de sus formas astrales, y en ese sentido el film logra traspasar con fidelidad las características (y caleidoscópicas) aventuras del héroe. Desde el entrenamiento con el Ancestral hasta las batallas contra Kaecilius, la película desarrolla un universo visual muy novedoso que se ajusta a las surrealistas hazañas del personaje.

4. Steve Ditko, el talento detrás de Strange

Cuando en 1963 debutó en las páginas de Strange Tales, pocos sospechaban que Doctor Strange se convertiría en uno de los personajes más atractivos de Marvel . Muy lejos del estilo de Iron Man o Capitán América, el dibujante y guionista Steve Ditko le llevó a Stan Lee la idea de un héroe cuyos poderes estarían vinculados a la magia. El veterano guionista de Marvel le dio forma a ese concepto y así debutó el mago, pero lejos de ser consumido por niños de la época, las aventuras de Strange calaron hondo en un sector que poco tenía que ver con las historietas: jóvenes amantes de la música psicodélica y la contracultura. Con influencias visuales heredadas de Dalí, o con mundos que parecían salidos de una canción de The Soft Machine, las aventuras de Strange cautivaron a un grupo de lectores que por ese momento podían sentir fascinación por películas como The Trip y, en ese sentido, esta historieta fue uno de los grandes logros de Marvel, en esa época.

Por otra parte, el nacimiento de Strange dio pie a una gran polémica centrada en que si bien Stan Lee se arrogaba la cocreación, varios señalaron a Ditko como el verdadero padre del personaje. No hay que olvidar que él también fue el creador de Spider-Man y que tuvo con Lee un conflicto similar con respecto a quién había sido el verdadero artífice detrás de la criatura. Ditko, que en la actualidad tiene 89 años, es una especie de Thomas Pynchon de la historieta porque está apartado y totalmente desinteresado por figurar en cualquier medio masivo, siendo su última entrevista formal de finales de los sesenta. El director del film, Scott Derrickson, declaró que ojalá Steve viera la película y pudiera sentirse orgulloso del homenaje que le rindió.

5. Un nuevo héroe en el panteón de Marvel

Como todo personaje que debuta dentro del universo Marvel la pregunta es: ¿Doctor Strange formará parte de Los Vengadores? Y la respuesta es sí, se confirmó que él estará en la tercera parte de la saga, que llegará a los cines en mayo de 2018 y que incluso tendrá un cameo en Thor: Ragnarok (con fecha para noviembre de 2017). Si bien Strange podría no tener tanta participación como otros héroes más populares de la casa, los productores aseguraron que en Los Vengadores: La guerra del infinito (que sería dividida en dos películas), el papel del mago será fundamental y peleará codo a codo con Thor y el resto del equipo.

De yapa: el otro Strange

Aunque el tiempo la haya sepultado es imposible olvidar la película para televisión de Doctor Strange, que no era más que un piloto para una serie que jamás llegó a concretarse (y que buscaba repetir el éxito que en ese momento tenía la ficción de Hulk, protagonizada por Bill Bixby y Lou Ferrigno). Con actores totalmente desconocidos y con algunas diferencias notables (el mago aquí era psiquiatra en vez de neurocirujano), este film habla de lo mucho que Marvel cambió la óptica a la hora de adaptar a la pantalla sus personajes más icónicos.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.