Diez películas de Clint Eastwood para celebrar sus 90 años

Clint Eastwood en Los imperdonables.
Clint Eastwood en Los imperdonables. Fuente: Archivo
Guillermo Courau
(0)
31 de mayo de 2020  • 00:32

Durante seis décadas, primero como actor y después como realizador, Clint Eastwood fue responsable de algunas de las películas más importantes del cine moderno. Siempre inconformista, siempre en la búsqueda de nuevas maneras de narrar, y sobre el último tercio de su vida cuestionando cierto mensaje de violencia conservador con el que se lo identificaba, Eastwood llega hoy a los 90 años en plena actividad, y con un legado inigualable como actor y director. A pesar de que cualquier mención a su obra es y será siempre tan necesaria como incompleta, en el día de su cumpleaños va este repaso por algunos de sus títulos más destacados.

El bueno, el malo y el feo (1966)

Tercera entrega de la saga firmada por Sergio Leone y protagonizada por Eastwood, luego de Por un puñado de dólares (1964) y Por unos dólares más (1965). El protagonista repitió a su implacable "Hombre sin Nombre" en un film que aprovechó cada dólar de su millón invertido (costó más que las otras dos películas juntas). Un festival de acción y violencia al ritmo de la inolvidable partitura de Ennio Morricone que convirtió a Clint en un ícono del western. Un galardón que explotaría por muchos años con diferentes resultados. Disponible en Google Play.

Harry el sucio (1971)

El proyecto había sido primero ofrecido a Frank Sinatra y a John Wayne, por diferentes motivos los dos habían dicho que no. El director Don Siegel pensó en su viejo camarada Eastwood ya que, en más de un aspecto, Harry el sucio era una suerte de western urbano. La película sobre el policía implacable recibió críticas de especialistas e intelectuales que tildaron a la historia y al personaje de "violento y fascista", y el favor del público que llenó los cines y la convirtió en un clásico. El inspector Harry Callahan protagonizó cuatro secuelas, pero ninguna estuvo a la altura del original. El miércoles 3, a la madrugada, en TCM.

El jinete pálido (1985)

Para mediados de la década del 80, el western como género había pasado de moda. Incluso se entendía a la siempre agradable Silverado -disponible en Netflix-, como su digna despedida. Y claro, ¿quién le iba a llevar la contra al mundo si no era Clint? El jinete pálido fue mucho más que una puesta al día de Shane (1953) y de otro Easwood: La venganza del muerto (1973), se trató de una película que diseccionó y entremezcló lo mejor del género. Un preludio del gran final para las historias del "lejano oeste", que sucedería siete años después. Disponible en You Tube Movies.

Bird (1988)

Eastwood vio por primera vez en vivo a Charlie Parker a los 17 años, y desde ese momento se convirtió en fan de su obra. Por eso, cuando se enteró de que había un guion sobre su vida (pensado originalmente para que fuera protagonizado por el comediante Richard Pryor), el director se obsesionó en conseguirlo. Bird, que refleja el ascenso y caída del músico, es una película por momentos sórdida, oscura, tan compleja como la vida del propio Parker. Por eso es genial. Poco apreciada por el público y ovacionada en festivales, este film logró que a Clint se lo comenzara a tomar en serio como realizador. Disponible en You Tube Movies.

Los imperdonables (1992)

Cuenta la leyenda que el guion de Los imperdonables estuvo "durmiendo" en un cajón del escritorio de Clint Eastwood por casi veinte años, esperando que su dueño tuviera la experiencia y la edad para llevarlo adelante. Sea cierto o no, su despedida del western llegó en el momento justo. Poco dispuesto a las concesiones de la industria de entonces en cuanto a reparto, el protagonista y director decidió obviar a las estrellas jóvenes y acompañarse de los históricos Gene Hackman, Ed Harris o Morgan Freeman conformando un verdadero póker de ases. Al mismo tiempo decidió renegar del mensaje de violencia expuesto en buena parte de su filmografía, con la historia de un asesino torturado por su pasado. El resultado fue la mejor película por lejos en la nutrida carrera del intérprete. Disponible en Amazon Prime Video y en Qubit.

Los puentes de Madison (1995)

Una vez que Robert Redford y Catherine Deneuve rechazaran los roles protagónicos (y en el caso de él, también la dirección), se conformó una pareja romántica impensada. No tanto por Meryl Streep, pero sí por Clint, quien se animaba a un rol hasta ese momento ajeno a lo que se había visto de él. Sin embargo, a pesar de no ser el tipo de personaje más identificado con su público, el actor volvió a patear el tablero y demostró que era capaz de otorgarle el color y la credibilidad justa para una romántica historia crepuscular, emotiva y sin disparos de por medio. Disponible en Qubit y DirecTV Go

Río místico (2003)

Drama coral con un fuerte protagonismo femenino. En Río Místico, el Eastwood director trabaja la metáfora a partir de la composición y las imágenes. Si bien la historia de estos tres amigos a lo largo de los años es contundente, resulta más rico lo que se sugiere que lo que se explicita. Quizás haya sido la película más equilibrada del director, en cuanto a reparto, dirección y guion hasta entonces. Una obra maestra moderna. Disponible en Amazon Prime Video.

Million Dollar Baby (2004)

Ya para 2004, Clint Eastwood gozaba de un prestigio como realizador inalterable. Si en los años 70 su apellido fue "la marca del policial", para comienzo del nuevo siglo ya se había convertido en un sello de calidad artística. Esto le ha permitido la compasión ante ciertos traspiés (como la sobrevalorada Francotirador), pero también ha diluido la calidad de títulos como Million Dollar Baby, que merecen ser revisitados. Otra joya de su filmografía que, después de Los imperdonables, le dio su segundo Oscar como director. Disponible en Google Play.

La conquista del honor / Cartas desde Iwo Jima (2006)

Aunque ninguna de estas dos películas está a la altura de varias de las anteriores, merecen figurar en el listado por el nivel de riesgo que conllevó hacerlas. Aunque se trata de dos films independientes, La conquista del honor y Cartas desde Iwo Jima retratan el famoso conflicto bélico de la Segunda Guerra Mundial entre el bando norteamericano y el japonés pero desde puntos de vista opuestos. Si bien gran parte de la crítica coincide en que la segunda es mejor que la primera, ambas conforman un notable collage con el sello del realizador marcado a fuego. Disponibles en You Tube Movies y Google Play.

La mula (2018)

En su última película, Eastwood elige nuevamente ponerse frente y detrás de cámara para contar la historia real de un veterano de guerra que en el ocaso de su vida se dedica a pasar droga para narcotraficantes. Encorvado, vencido, con el pantalón por arriba del ombligo, Clint se preocupa más que nunca por subrayar un mensaje sin preconceptos ni moralina. Cuando se creía que había dado todo, como tantas otras veces el director baraja y da de nuevo, ofreciendo otra película que merece un lugar bien alto entre lo mejor de su filmografía. Disponible en HBO Go y DirecTV Go.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.