La quietud: un drama familiar que se queda en la superficie