Martel no irá a la gala del film de Roman Polanski en Venecia: "No separo al hombre de la obra"

Martel, en el photocall en el Festival de Venecia
Martel, en el photocall en el Festival de Venecia Crédito: Joel C Ryan/Invision/A
Elisabetta Piqué
(0)
28 de agosto de 2019  • 11:17

VENECIA.- Combativa y con ideas más que claras y concretas. Así se mostró Lucrecia Martel hoy en la conferencia de prensa de apertura del Festival de Venecia, en la que sorprendió a todos con un anuncio inesperado. Cuando le preguntaron por la controvertida presencia en la Mostra de Roman Polanski ( el cineasta polaco fue condenado por abuso sexual de menores en los Estados Unidos en 1977), con J'accuse -su último film, inspirado en el caso Dreyfus-, dijo que, en solidaridad con las víctimas de abuso, no va a presenciar el estreno oficial, previsto para el viernes.

"Tengo que decir que no me va a resultar fácil y por eso no voy a asistir a la gala del señor Polanski porque yo represento a muchas mujeres que estamos luchando en la Argentina por cuestiones como ésta. Y no desearía tener que ponerme de pie y aplaudir -anunció, ante muchos de los más de 3000 periodistas de todo el mundo acreditados-. "Pero me parece acertado que la película del señor Polanski esté en este festival porque es un diálogo que nos debemos. Y qué mejor lugar éste para ir profundamente en ese camino", agregó, clara y directa.

Martel -que apareció con el pelo recogido, sus habituales anteojos de sol grandes, traje gris, remera blanca-, admitió que se sintió muy "incómoda" al enterarse de que el film de Polanski, de 86 años, había sido seleccionado para la competencia oficia l. "Es una situación difícil para una mujer que encabeza el jurado. No separo al hombre de la obra. Lo interesante de las obras es que transparentan los hombres. La presencia de Polanski, con las noticias de su pasado, me resultó algo muy difícil", confesó, al contar que entonces intentó hacer una pequeña investigación en Internet sobre su pasado.

El jurado de la Mostra, en pleno
El jurado de la Mostra, en pleno Crédito: Joel C Ryan/Invision/A

"He visto que la víctima de Polanski ha considerado este caso cerrado, no negando los hechos, sino diciendo que el señor Polanski había cumplido con lo que su familia y ella habían pedido. Eso y un proceso que aparentemente cumplió Polanski. Yo no puedo ponerme por encima de todas las cuestiones judiciales que puedan seguir estando dando vueltas en torno a él, pero sí puedo solidarizarme con la posición de la víctima para que en ella este tema esté terminado", agregó. Acto seguido, hizo el anuncio de que no estará presente en la gala de J'accuse, momento en el que tampoco se espera que esté Polanski. Martel, por supuesto, verá el film en una función privada. "Insisto, yo no separo la obra del hombre y justamente por la obra de Polanski creo que también ese hombre merece una chance, por las cosas humanas que ha puesto en sus películas", también dijo la cineasta salteña.

Muy firme, dejó en claro también que el drama de los abusos sexuales a las mujeres ha salido a flore y está en pleno debate en la Argentina. "Estoy viviendo a diario en nuestro país situaciones en las que es muy difícil discernir hasta dónde ir en contra de las personas que han cometido una cosa así y han sido juzgadas. Si una persona ha cumplido una condena, si la víctima se siente resarcida ¿qué vamos a hacer nosotros? ¿Ajusticiarlo, negarle que esté en el festival, ponerlo fuera de competencia para proteger el festival?. Todas esas conversaciones son pertinentes y son las conversaciones de nuestro tiempo. Sacar o poner (el film de Polanski) nos obliga a conversar sobre este tema, porque todos lo estamos viviendo en nuestros países y no es tan sencillo de resolver. ¿Hasta donde vamos a excluir de la sociedad a una persona que ya ha pasado por un proceso?", preguntó.

A su turno, Alberto Barbera, director del Festival, defendió su decisión de incluir a Polanski en la competencia oficial de esta edición. "Estoy convencido de que debe hacerse una distinción entre el hombre y el artista. La historia del arte está llena de artistas que han cometido crímenes de diversa entidad y no por esto hemos dejado de tomar en consideración y admirar las obras que han hecho", afirmó. "Y esto vale también para Polanski, que es uno de los últimos grandes maestro del cine europeo aún viviente. Yo vi su película y no tuve ninguna duda. No soy un juez a quien se le pide expresarse en base a criterios de justicia, sino sólo juzgar si una película merece o no participar en una competición", concluyó.

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.