Murió Jonathan Demme, el director de El silencio de los inocentes

Jonathan Demme, en una foto de 2008
Jonathan Demme, en una foto de 2008 Fuente: AP
Tenía 73 años y había ganado el Oscar por el film que protagonizaron Anthony Hopkins y Jodie Foster; dirigió Stop Making Sense, Filadelfia y Casada con la mafia
(0)
26 de abril de 2017  • 13:53

El cineasta norteamericano Jonathan Demme, ganador del Oscar por El silencio de los inocentes, murió hoy en Nueva York de complicaciones del cáncer que sufría, según confirmó su publicista a la revista especializada Variety. Tenía 73 años.

Su film, estrenado en 1991, uno de los últimos films ganadores del premio de la Academia que fuera simultáneamente un éxito de crítica y un fenómeno en la taquilla, se convirtió además en el tercer film en la historia de los Oscar en llevarse estatuillas en la cinco categorías principales (mejor película, director, actriz para Jodie Foster , actor para Anthony Hopkins y guión de Ted Tally, adaptado de la novela de Thomas Harris).

La carrera de Demme, a pesar de estar marcada por la sombra de Hannibal Lecter, transitó otros géneros, desde el documental musical (el clásico Stop Making Sense, sobre Talking Heads) hasta la comedia alocada con Casada con la mafia –que supo consolidar en 1988 la carrera de Michelle Pfeiffer – pasando por el drama de corte social con Filadelfia, uno de los primeros films de estudio que tocó la epidemia del sida, por la que Tom Hanks se alzó con su primer Oscar.

Demme junto a Jodie Foster y Anthony Hopkins: tres de los cinco Oscar que recibieron por El silencio de los inocentes en 1992
Demme junto a Jodie Foster y Anthony Hopkins: tres de los cinco Oscar que recibieron por El silencio de los inocentes en 1992 Fuente: AP

Su afilado ojo para el talento escénico y su interés por la experimentación hizo que muchos actores recibieran sus primeras distinciones gracias a sus películas, como Anne Hathaway, quien recibió su primera nominación por el drama El casamiento de Raquel en 2008, que marcó una suerte de renacimiento para la carrera de Demme tras varios fracasos artísticos y comerciales en los primeros años del siglo XXI.

Su último film fue Ricki and the Flash, de 2015, donde Meryl Streep interpretaba a una guitarrista que regresa a la casa familiar que abandonó hace décadas para ajustar las cuentas con su pasado. En 2016 había vuelto a la música al dirigir un documental sobre un concierto de Justin Timberlake en Las Vegas.

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.