Nada que perder: una invitación a soñar en la butaca

María Fernanda Mugica
(0)
26 de abril de 2018  

Nuestra opinión: mala

Nada que perder es un producto audiovisual de propaganda de la Iglesia Universal del Reino de Dios, basada en las memorias de su fundador, Edir Macedo. El largometraje dirigido por Alexandre Avancini presenta a Macedo como un hombre que está dispuesto a todo con tal de "juntar almas" para Dios. El protagonista tiene algunos arrebatos negativos, pero pasan rápido. Se muestra su avance económico, pero siempre se deja claro que sólo lo mueve el espíritu de Dios. El cine no tiene nada que ver en todo esto, lo que importa es el mensaje evangelizador.El film, que se estrena doblado, concluye con una invitación del verdadero Macedo a rezar con él. Ni Hallmark se animó a tanto.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.