Rian Johnson, el director de Star Wars: "Ésta es la película independiente más grande de la historia"

El entrañable Chewbacca y el director del Episodio VIII, Rian Johnson
El entrañable Chewbacca y el director del Episodio VIII, Rian Johnson
Se consagró hace unos años con Looper: asesinos del futuro y con Los últimos Jedi se mete de lleno en el universo de Star Wars; luego del Episodio IX, que dirigirá J. J. Abrams, tendrá a su cargo la dirección de la nueva trilogía de la saga
Marcelo Stiletano
(0)
13 de diciembre de 2017  • 18:55

Lo primero que llama la atención de Rian Johnson es que anda por todas partes con una cámara fotográfica en la mano. Con ella registró las imágenes de un álbum de rodaje de Star Wars: Los últimos Jedi , que se estrena este jueves en la Argentina. Ahora se dispone a usarla para tomar una instantánea del pequeño grupo de periodistas llegados de todo el mundo (entre ellos, nosotros) para registrar la palabra del director del Episodio VIII, tal vez la película más esperada del año.

Pocas horas más tarde, ya a solas con LA NACION, Johnson dirá lo poco que se le permite adelantar de un lanzamiento que alimentó todavía más las expectativas de millones de fans desde el estricto secreto que rodeó todo su concepto y realización. “Va a ser una película llena de sorpresas y una nueva demostración de que Star Wars es una de las aventuras más grandes que podemos imaginar y vivir. Traté de escribir y dirigir una historia que fuese emocionante y a la vez muy leal con la memoria completa de la saga. Ocurre como en la vida, cada vez que nos sorprendemos por algo y al mirar para atrás y reflexionar un poco descubrimos que algo así nos iba a pasar, inevitablemente”, anticipa el director.

Trailer de Star Wars: Los últimos Jedi

02:29
Video

En las palabras de Johnson asoma de inmediato una segunda cualidad que llama la atención. El guionista y director nacido hace 43 años en Maryland, Estados Unidos, habla en tono bajo y muy cordial, con extrema calma y absoluta seguridad. Su estado de ánimo está muy lejos de lo que podría imaginarse a primera vista, alguien expuesto al máximo nivel de presiones y exigencias para estar a la altura de una producción alrededor de la cual se mueven millones y millones de dólares. Llegado desde el corazón del cine independiente (se consagró en 2012 con Looper: asesinos del futuro) Johnson llevó adelante según propios y extraños este desafío con tanta pericia que LucasFilm decidió confiarle la próxima trilogía de la saga, que llegará inmediatamente después del Episodio IX dirigido por J. J. Abrams.

Esta muestra de confianza es uno de los datos más importantes de la historia reciente de Star Wars, sobre todo a partir de los conocidos conflictos entre la plana mayor de LucasFilm y algunos de los directores originalmente convocados por la compañía. Por esas desavenencias, Phil Lord y Christopher Miller fueron forzados a dejar la película de Han Solo (ahora a cargo de Ron Howard) y Colin Trevorrow dejó el Episodio IX en su preproducción.

La charla mano a mano con Johnson tuvo lugar en Los Angeles algún tiempo antes de que LucasFilm le confiara buena parte del futuro de la historia de la saga. Durante esa charla todo fue presente: la inminencia del estreno de Los últimos Jedi, las responsabilidades del rodaje, la convergencia entre los personajes que llegaban del episodio anterior y los nuevos integrantes de este elenco estelar, en el más estricto y amplio sentido de la expresión. “Lo primero que debe quedar claro es que estamos ante la continuación de El despertar de la Fuerza”, subraya Johnson sin darle a su calma voz otro énfasis que el del entusiasmo por sentirse parte de la aventura.

Mañana se estrena la nueva entrega de Star Wars

01:10
Video

“Es que soy un fan de Star Wars desde que era chico”, señala Johnson, cuyo aspecto se acerca más al de un investigador en ciencias duras que a un creador de la gran industria del entretenimiento. “En mi infancia, cuando vivía en Colorado y vi por primera vez una película de Star Wars entendí muy rápido que el corazón de la historia era igual al corazón de un Jedi. Y que todas estas historias en el fondo nos hablan de un mismo tema: ese maravilloso viaje que nos lleva desde la infancia hasta la adultez, a través de los descubrimientos de la adolescencia”, detalla.

Para Johnson, ese concepto (Jedi) y el título del nuevo episodio que podremos ver desde este jueves remiten y aluden en un cien por ciento a Luke Skywalker (Mark Hamill), cuya reaparición al final de El despertar de la fuerza abrió un sinfín de preguntas sobre el futuro de la saga. “Luke –explica Johnson–es el personaje con el que termina el episodio anterior y a la vez con el que esta nueva historia se pone en marcha. Luke fue el primer personaje en el que pensé y trabajé, entre otras cosas porque tiene un valor esencial en la mitología de Star Wars. Tenía que imaginar con mi propia visión qué significaba un Jedi, cuál es su mirada, su lugar en este mundo. Saber quién es Luke y sobre todo qué pasa cuando una joven alumna llamada Rey va sobre sus pasos y trata de encontrarlo. Cuando finalmente lo logra aparecen nuevas preguntas: ¿qué pasa entre ellos? ¿qué influencia ejerce uno en el otro?”.

La última aparición de la Princesa Leia (Carrie Fisher) en un film de la saga
La última aparición de la Princesa Leia (Carrie Fisher) en un film de la saga

Luke, por supuesto, no está solo. Cuenta Johnson que cuando puso manos a la obra en el guión de Los últimos Jedi lo único que tenía a la vista era el guión completo del Episodio VII, dirigido y escrito por J. J. Abrams, con esa gran aparición final del maestro Skywalker. “Lo primero que hice fue instalarme en San Francisco, cerca del cuartel general de LucasFilm, y pensar, pensar y pensar cómo ir para adelante. Puse en un tablero a cada uno de los personajes, sobre todo los nuevos: Finn, Rey, Poe, y a hacerme preguntas básicas: ¿qué sabemos acerca de cada uno de ellos? ¿qué es lo más difícil que podrían enfrentar? ¿cuál fue el peligro más grande que les tocó vivir? Así empezó a armarse la estructura de la película.

Dos veces por semana, durante ese largo proceso de preproducción, Johnson se reunió con los integrantes del Lucas Film Story Group, suerte de gran consejo de expertos encargados de custodiar la autenticidad de cada pieza del gigantesco universo de Star Wars y de garantizar la coherencia y la continuidad narrativa y estilística de los sucesivos episodios. “Trabajábamos sobre un pizarrón, compartiendo ideas y considerando alternativas. A veces hubo que retroceder, a veces coincidimos de entrada y en la mayoría de las ocasiones ellos me alentaron a seguir adelante con mis ideas. Pero jamás recibí de ellos instrucciones respecto de los puntos clave de referencia del guión. Lo que hicieron fue un enorme aporte para lograr que cada cosa estuviese en el lugar adecuado”, contó Johnson.

John Boyega (Finn) y Daisy Ridley (Rey), protagonistas de la lucha de la Resistencia contra la opresión del Primer Orden
John Boyega (Finn) y Daisy Ridley (Rey), protagonistas de la lucha de la Resistencia contra la opresión del Primer Orden

El director quiso ser muy preciso en un punto. Si bien entre Los últimos Jedi y todos sus trabajos previos hay una diferencia abismal en términos de escala y presupuesto, Johnson nunca se sintió lejos de sus raíces artísticas al frente, por lejos, del proyecto de mayor envergadura de toda su carrera: “Nunca podría decir que Los últimos Jedi fue más exigente que mis películas anteriores. Las situaciones de presión y de estrés son habituales en todos los rodajes, y este no fue la excepción. El tamaño no fue un impedimento y jamás se puso en contra nuestra. Una vez, en pleno rodaje, Laura Dern me dijo que sentía que estábamos filmando una película independiente. Y era verdad: esta es la película independiente más grande de la historia”.

Las palabras finales de Johnson estuvieron dedicadas a Carrie Fisher, que pudo completar su participación en el Episodio VIII antes de su inesperada muerte, ocurrida el 27 de diciembre del año pasado: “Carrie era una extraordinaria escritora y una fuerza de la naturaleza. Nuestro trabajo, sobre todo en la primera semana de rodaje, consistió más que nada en conversar, porque las palabras siempre fueron su vida y su respiración. Y con Mark pasó algo parecido. No olvidemos que para ellos dos Star Wars fue un hecho esencial de sus vidas. Leia y Luke los acompañaron durante los últimos 40 años”.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.