Roma, en tiempo de películas

Mientras se prepara para "Harry Potter", rindió homenaje a sus propios ídolos
(0)
2 de diciembre de 2001  

ROMA.- Desde los tiempos del Imperio, en la capital de Italia se cruzan el cielo y el infierno con sorprendente naturalidad. Así es que, en contraste con la calma y la fascinación de sus calles mágicas bajo el cielo otoñal, una absurda pérdida de gas (producto de injustificables negligencias de la empresa que controla el suministro del butano) ocasionó el derrumbe de un edificio y dejó un saldo de un montón de muertos.

Hace unos días, esta ciudad vivió la celebración de una excepcional entrega del premio Vittorio de Sica, con la presencia de todos los "monstruos sagrados" de la cinematografía itálica (incluida la gran vedette de esa "mattinata", Sophia Loren, a quien una periodista calificó -no sin un dejo de ironía- como "nuestro máximo monumento cinematográfico de exportación"), con emotivos reencuentros. Ahora, cinéfilos y estrellas se preparan para otra fiesta, mucho más frívola: la avant-premiére italiana de "Harry Potter y la piedra filosofal".

Invitados especiales

El estreno de la arrasadora producción inglesa está previsto para el jueves próximo, pero la presentación previa tendrá lugar mañana, y todos los trucos de magia parecen estar permitidos para incorporarse a la lista de los 700 invitados VIP que está confeccionando Paolo Ferrari, presidente de la Warner Brothers local (distribuidora del film para algunos países europeos).

Mañana, en efecto, el cine Embassy del Viale dei Parioli se transformará -arquitectos y escenógrafos mediante- en la célebre estación londinense de King´s Cross, de la que parte el tren de Potter hacia la Escuela de Magia de Hogwarts. No se han escatimado esfuerzos para recrear allí la misteriosa atmósfera de las aventuras del pequeño Harry. Al andén de ficción, entre nubes de humo y un cielo de miles de estrellas tintineantes, se encontrarán la bella Manuela Arcuri (también estrella, a su manera), Christian de Sica -hijo de Vittorio y popular galán de comedias musicales- con sus hijos Brando y Rosa; Nino Manfredi con Erminia, su mujer, y el hijo de este veterano actor, Luca Manfredi, que acudirá con Nancy Brilli; Amanda Sandrelli, la hija de Stefania, y, entre otros, Sergio Castellito, el actor joven -aunque ya no tanto- más requerido en Italia.

Pero la siempre inquietante Roma reserva sorpresas menos altisonantes y más promisorias, como la que acaba de dar la actriz Stefania Rocca, convertida en flamante realizadora, luego de haber trabajado con Jean-Luc Godard en "Inside/Out" y con Anthony Minghella en "El talentoso señor Ripley". La talentosa Rocca, que también fue convocada en su momento por Kenneth Branagh y por Mike Figgis (este último, para su film "Hotel"), ha vuelto su mirada hacia América latina, a partir del momento en que fue invitada a participar como jurado en el último Festival Internacional de Cine Independiente de Buenos Aires, realizado en abril. La bella Stefania aprovechó su permanencia en la capital argentina para registrar imágenes que han sido la base de su debut en la dirección, y así es como hace unos días llevó a Turin (la ciudad donde nació hace treinta años) su film documental "Buenos", exhibido con éxito en el marco del Torino Film Festival.

Citando a Borges

La actriz -que en este momento se encuentra en Milán rodando "Caso mai", de Alessandro D´Alatri- confiesa que le intrigó una frase de Jorge Luis Borges sobre los argentinos, de quienes afirma que son "españoles que viven como italianos, estudian en escuelas inglesas y querrían ser franceses". Con esa idea in mente, Rocca acudió cámara en mano al festival porteño, en busca de la identidad actual de la gente que vive y trabaja en la capital argentina. "Quise traducir la atmósfera que se respiraba en Buenos Aires -dijo-, en medio de un festival de films independientes de todo el mundo, donde bulle una multitud de jóvenes que quieren hacer cine y que no se dejan encandilar, precisamente, por las luces de Hollywood: ven la buena cinematografía que viene de Oriente y algunas expresiones contestatarias de los países latinos de su mismo continente. Encontré en estos muchachos y chicas una colaboración absoluta: todos se mostraban disponibles."

El film "Buenos" fue producido por Tele + y fue difundido en Italia a través de una emisión televisiva, esta semana. La buena recepción que tuvo su trabajo, tanto en la muestra turinesa como entre los telespectadores, ha estimulado a Rocca a insistir en la dirección: "Tengo en proyecto un film que será una adaptación del libro "Lila dice" -anunció-; será un trabajo a cuatro manos con Bernardo Barilli".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.