Los papeles de Aspern: un Henry James kitsch e insolente

Trailer de Los papeles de Aspern

01:59
Video
Paula Vázquez Prieto
(0)
28 de marzo de 2019  

Los papeles de Aspern

Nuestra opinión: buena

(The Aspern Papers, Gran Bretaña-Alemania/2018). Dirección: Julien Landais. Guion: Julien Landais, Jean Pavans, Hannah Bhuiya. Fotografía: Philippe Gilbert. Edición: Hansjörg Weißbrich. Elenco: Jonathan Rhys Meyers, Vannesa Redgrave, Joely Richardson. Duración: 90 minutos. Calificación: Apta para mayores de 13 años.

Desde los primeros minutos de Los papeles de Aspern, el joven director francés Julien Landais deja en claro que su versión de la nouvelle de Henry James no será convencional. Inspirada en una adaptación teatral y protagonizada por Vanessa Redgrave y Joely Richardson (madre e hija convertidas en tía y sobrina recluidas hace años en una mansión veneciana), la mirada de Landais recrea la obsesión del crítico Morton Vint (un intenso Jonathan Rhys Meyers) con la vida y obra del poeta Jeffrey Aspern (álter ego de lord Byron) desde un atrevido gesto iconoclasta: explorar los secretos que se atesoran en esos misteriosos papeles, testigos del pasado.

Las flores que Vint cultiva y regala a la anciana musa y amante del poeta, el sinuoso cortejo a su sobrina, los recovecos de esa casona señorial en la que habita con ellas, son los mejores peldaños de esa obsesión, y los momentos que la cámara de Landais registra con más vuelo. Sin embargo, las imágenes del pasado, teñidas de un aire kitsch y una estética publicitaria, se convierten en intrusas que confinan la tensa ambigüedad de James a la más evidente literalidad.

"¿Cree que es correcto desenterrar el pasado?", inquiere la anciana. "¿Cómo podemos llegar al pasado si no desenterramos un poco?, contesta Vint, insolente. Ese gesto de atrevimiento es el que reserva Landais para su película, aún con sus desparejos resultados.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.