Una cineasta con frescura, humor y distinción

Ángeles caídos, de la directora británica
Ángeles caídos, de la directora británica
Muriel Box fue la primera mujer en ganar un Oscar en la categoría de guion original
Pablo De Vita
(0)
9 de abril de 2019  

Fue asistente de producción, guionista, directora y novelista, pero además una firme militante del feminismo al que introdujo en su cine sin nunca caer en la agitación o en la propaganda.

Tan sutiles como elegantes eran las reivindicaciones que Muriel Box incluía en sus historias, y tan sofisticadas como ingeniosas fueron buena parte de las tramas que escribió para varios directores (entre ellos Terence Fisher) antes de volcarse ella misma a la dirección.

Para rescatar su olvidada filmografía las filmotecas española, vasca y valenciana unieron fuerzas y la última edición del Festival de San Sebastián presentó una retrospectiva que sumaba más de veinte títulos, de los cuales cinco llegan al Bafici y son una oportunidad imperdible para conocer su talento y la actualidad de su legado.

Hoy será la última chance de ver uno de sus más importantes trabajos, Ángeles caídos, con tres mujeres policías que son el eje de una ficción coral que también permite revisitar la dura realidad social de la posguerra británica.

Pasado mañana podrá verse El forastero apasionado, donde satiriza entre una realidad en blanco y negro y una fantasía a colores la confusión de un chofer que encuentra la historia escrita por la esposa de su jefe y la cree cierta. Ambas funciones serán a las 14, en la Sala Lugones, en tanto quedan aún las dos proyecciones programadas para La carta fatal (mañana, a las 19.15, en la Lugones y el sábado, a las 13.30, en el Multiplex Belgrano 3) y Lo que son las mujeres (hoy, a las 21.30, en la Lugones y el viernes, a las 20.40, en el Multiplex Belgrano 4). En la primera, de cuyo estreno en el cine Gran Rex se cumplen 60 años, un médico militar es acusado de venta ilegal de fármacos y se refugia en la casa de una cantante de cabaret. La otra es una antología romántica en la que Sir Tavistock rememora a las mujeres que amó.

Junto a su marido, Sydney, Muriel Box desarrolló una fructífera carrera que la llevó a ser la primera mujer en ganar el Oscar como guionista, y a militar en causas actuales sin perder un ápice de frescura, humor y distinción.

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.