Vuelve Godzilla para salvar a la humanidad, con Millie Bobby Brown en su debut en el cine

Millie Bobby Brown tiene aquí su primer protagónico en cine y está confirmada para la próxima película, a estrenarse en 2020
Millie Bobby Brown tiene aquí su primer protagónico en cine y está confirmada para la próxima película, a estrenarse en 2020
Fernando Ariel García
(0)
28 de mayo de 2019  • 13:16

La leyenda es clara y concisa. Nuestro mundo no nos pertenece: sus verdaderos dueños son esas criaturas gigantescas que caminaron por la Tierra mucho antes de que el hombre asomara su cabeza. Y si el hombre no trata con respeto al planeta, estos monstruos vendrán a reclamar aquello que les corresponde. Sin misericordia.

Y parece que el momento ha llegado. Este jueves, con el estreno de Godzilla 2: El rey de los monstruos (Godzilla: King of the Monsters), la humanidad deberá enfrentar su hora más negra. Y descubrir si esa especie de dinosaurio XXL creado en el Japón de los años 50 está dispuesto a salvarnos o a hundirnos. "Decidimos explorar la parte de Dios (God en inglés) que late en Godzilla –aclara el guionista y director Michael Dougherty–. Y por eso le pusimos enfrente a sus tres némesis más importantes: Mothra, Rodan y el Rey Ghidhorah". Algo que, en este Universo de Monstruos puede ser equiparado a una pelea a muerte entre Iron Man, Capitán América, Thor y Hulk para ver quién es el más poderoso de todos los Avengers.

Hijos del átomo

"Bestia extraña". Ese es el significado básico de la palabra oriental kaiju, utilizado tanto por la investigación paleontológica como por los tradicionales relatos fantásticos del Japón medieval. Y también, desde 1954, es el término usado por el cine catástrofe nipón para denominar al género de monstruos gigantes que pisotean ciudades y humillan a las fuerzas armadas más avanzadas del mundo. El mérito es todo de Ishiro Honda (1911-1993), guionista y director de cine que, antes de colaborar con Akira Kurosawa en las décadas de los 80 y 90, filmó cantidad de documentales y ficciones bélicas, además del primer Godzilla ( Gojira en el japonés original), la película que sentó las bases del kaiju y las exportó a los EE.UU. y de ahí, al mundo entero.

El éxito fue total, dando pie a una treintena de películas de Godzilla y a un ejército de bestias similares e interconectadas, con nombres tan pintorescos como Mothra, Rodan y el Rey Ghidhorah ( Mosura, Radon y Kingu Gidora, en su idioma original), además de una versión japonesa del mítico King Kong. Para Honda, el motivo que elevó a Godzilla a la categoría de icono de la cultura pop nipona fue la sublimación del terror que marcó a su generación. "El terror a la bomba atómica –puntualizó–. La memoria viva de Hiroshima y Nagasaki. El tema central de Godzilla es ése. Siempre fue ése. La humanidad creó la bomba; y por eso la Naturaleza va a vengarse de la Humanidad".

Una idea que Godzilla 2: El rey de los monstruos retoma y actualiza, reemplazando aquella pesadilla nuclear por esta desbocada crisis medioambiental, generada por el accionar irresponsable de la raza humana. "Definitivamente, nosotros somos la especie invasora y ellos, los monstruos, los primeros dioses que vienen a ordenar las cosas", contó Dougherty. Claro que, en el camino, las bestias deberán arreglar algunos asuntos personales; y de ahí la revalorización mitológica de sus orígenes, en un contexto casi bíblico que remite al Apocalipsis.

Ishiro Honda, guionista y director que sentó las bases del kaiju: "El tema central de Godzilla siempre fue el temor a la bomba atómica".
Ishiro Honda, guionista y director que sentó las bases del kaiju: "El tema central de Godzilla siempre fue el temor a la bomba atómica".

Universo de Monstruos

Al principio, Hollywood hacía películas. Después, inventó las sagas. Y hoy en día, copiando una de las premisas del fenómeno Marvel, construye universos. Y esta encarnación de Godzilla se asume plenamente como una experiencia contemporánea. Por eso, la base del autodenominado Universo de Monstruos de los estudios Legendary Entertainment hay que buscarla en Godzilla (2014) ) y Kong: la isla Calavera (2017), reinicio de la saga de King Kong cuya escena poscréditos adelantó el alcance de la batalla monumental entre Godzilla, Mothra, Rodan y el Rey Ghidhorah que sostiene el núcleo argumental de Godzilla 2: El Rey de los monstruos.

Trailer de King Kong: La Isla Calavera

02:16
Video

El link entre las historias de Godzilla y King Kong viene dado por la agencia criptozoológica Monarch, una organización científica secreta fundada en este universo ficcional por el presidente Truman en 1946 que, entre sus objetivos, reconoce el de encontrar a estos monstruos (y evitar que se maten entre ellos) por considerarlos clave para la preservación de la vida en la Tierra. Difícil tarea que en Godzilla 2 llevan adelante Kyle Chandler, Vera Farmiga, Ken Watanabe y Millie Bobby Brown , la protagonista de Stranger Things , en su primer papel cinematográfico.

¿Quedará algo en pie al final de la película? ¿Algún sobreviviente? Qué, quiénes y cómo, son parte de las respuestas que se mantienen en estricto secreto. Aunque ya se sabe que el cuarto round será el definitorio: Godzilla versus Kong llegará en marzo de 2020; y ahí sí vamos a presenciar la pelea de fondo entre el dinosaurio gigante y el mono tremendo, un choque que Legendary viene preparando desde 2015. "El empate no es una opción –adelantó el director Adam Wingard–. Va a haber un ganador". Y ese será coronado como el verdadero Rey de los monstruos.

Quién es quién en el reino de los monstruos

Godzilla: dinosaurio gigante, similar a un tiranosaurio, con placas dorsales y larga cola de reptil (a pedido de Dougherty, el diseño de Godzilla remite directamente al del film original, con garras más grandes y filosas que acentúan su naturaleza depredadora). Es la forma de vida más poderosa de toda la cadena alimenticia del planeta.Habita la Tierra desde mucho antes de la aparición del hombre, cuando la radiación de la superficie era diez veces más alta que en la actualidad. Poderes: aliento atómico, rayos de calor, superfuerza y alta capacidad curativa. Primera aparición: Godzilla (1954), de Ishiro Honda.

Rodan: pteranodonte gigante, nativo de la isla de Mara, en México (dice Dougherty: "es como una bomba atómica feroz y descontrolada"). Sus movimientos remedan a los de los buitres, águilas y halcones en plena cacería. Poderes: vuelo supersónico y superfuerza. Puede generar ondas de viento con sus grandes alas. Tiene capacidades acuáticas. Primera aparición: Rodan (1956), de Ishiro Honda.

Mothra: Polilla gigante que vive en el bosque de Yunnan, China, donde es adorada como deidad (el director del film quería una figura bella, femenina y elegante, pero también peligrosa. "Lo hemos logrado", asegura). Poderes: vuelo supersónico y control psíquico. Emite polvo venenoso y rayos a través de la antena que posee en su cabeza. Primera aparición: Mothra (1961), de Ishiro Honda.

Rey Ghidorah: Dragón gigante tricéfalo oriundo de la Antártida (Dougherty quería alejarse de la iconografía de los dragones instalada por Game of Thrones, así que recurrió a la tradición pictórica oriental que los define como animales tan curiosos como crueles). Poderes: vuelo supersónico, rayos gravitatorios y lumínicos, capacidad magnética. Puede provocar vientos huracanados. Primera aparición: Godzilla contra Ghidorah, el dragón de tres cabezas (1964), de Ishiro Honda.

Titanes en el ring

Desde que Edgar Wallace y Merian C. Cooper idearan la figura de King Kong para la película homónima de 1933, la historia del simio gigante enamorado de una mujer, a caballo entre la selva prehistórica y la jungla de cemento, quedó instalada en el inconsciente colectivo como una de las grandes fábulas aventureras del séptimo arte. Revisitada una y otra vez por Hollywood, la última corresponde a Kong: La isla Calavera (2017), que incorporó el mito de King Kong al universo temático de Godzilla y anticipó el colosal enfrentamiento entre ambos iconos, que llegará a los cines del mundo recién el año que viene.

Una batalla que el cine japonés ya contó en 1962, en King Kong versus Godzilla (Kingu Kongu tai Gojira), del inevitable Ishiro Honda. Tercer film de la saga original de Godzilla; y primero del ciclo nipón de King Kong, el argumento pone al Rey Mono a deambular por Tokio, en donde traba combate con Godzilla en reiteradas oportunidades. El choque decisivo, a los pies del Monte Fuji, termina con los dos monstruos cayendo al Océano Pacífico, trabados en un empate que, a los fanáticos, siempre les dejó gusto a poco.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.