Clark Gable, el rey de Hollywood

El famoso actor de "Lo que el viento se llevó" cautivó a las mujeres de su época con escenas inolvidables
(0)
14 de noviembre de 2004  • 00:00

Fue el galán de los años ´30, el actor por quien las damas suspiraban, se consagró por "Lo que el viento se llevó"...

William Clark Gable, así llamado por sus padres, unos granjeros de origen alemán, nació el 1° de febrero de 1901 en Ohio.

Llamado el Rey de Hollywood, cautivó a las mujeres de la época con sus miradas y episodios románticos, en películas que dejaron en el recuerdo escenas inolvidables.

Su madre murió cuando tenía tan sólo siete meses. Siendo un adolescente, decidió probar suerte en la city neoyorquina, comenzando con la realización de trabajos esporádicos, aunque el destino estuvo de su lado tiempo después...

Casado cinco veces, su vida personal y profesional se entremezclaron en varias ocasiones. En Nueva York conoció a Josephine Dillon, dueña de una compañía de teatro, quien lo inició como actor al darle sus primeros papeles dramáticos. Luego, contrajeron matrimonio y Josephine pasó a formar parte de su vida. Más tarde, ella lo condujo a Hollywood. En el transcurso de esos años, obtuvo papeles secundarios en algunos films.

Su segunda mujer fue la millonaria Rhea Lagham, quien al igual que Dillon era mucho mayor que él. En 1931, estando con ella, Gable se destacó en la película "Alma libre".

Comenzó así una carrera ascendente. La década del ´30 fue de gran éxito para Gable. Se lució en películas como "Susan Lenox" (1931), donde figuró con Greta Garbo; "Enfermeras de noche" (1931); "Amor en venta"(1932); "No man of her own" (1932); "Tierra de pasión" (1932); "Sucedió una noche" (1934); "Melodrama de Manhattan" (1934); "La llamada de la selva" (1935); "Rebelión a bordo" (1935); "Los mares de China" (1935); "San Francisco" (1936) y "Lo que el viento se llevó" (1939). Dicen que en estos años fue el actor que reunió más dinero.

"No man of her own" fue sinónimo de un evento importante en la vida de "El Rey". Allí conoció a una nueva mujer, Carole Lombard, que era su compañera de trabajo. Mantuvo con ella siete años de relación a escondidas. Recién en 1939, luego de divorciarse de Lagham, Gable contrajo terceras nupcias con Lombard, quien fue catalogada como el gran amor del actor. Carol murió en 1942, en un trágico accidente de aviación, situación que llevó al actor a dejar por un tiempo el cine y a alistarse en la Fuerza Aerea norteamericana. En 1945 volvió a la pantalla grande.

Irónicamente, el galán de los años ´30, no lo era tanto. Su fama entre las mujeres no estaba tan relacionada con sus aptitudes físicas, sino con su perfecta actitud de conquista.

De orejas grandes y dentadura desfavorable, impulsado por su segunda esposa, Gable cambió el look, convirtiéndose en un hombre que expresaba una masculinidad que enamoraba a cualquier mujer.

Gable pasó por dos estudios de cine. En 1930 fue contratado por MGM, pero después de una pelea con esta compañía se cambió a Columbia. En ese momento tuvo una gran actuación en "Sucedió una noche", de Frank Capra, y ganó el Oscar al mejor actor. Más tarde, volvió a MGM.

Curiosamente, en "Lo que el viento se llevó", Gable rechazó en un primer momento el papel que se le propuso, porque temía no encarnar bien el personaje. El tiempo dio la respuesta y el galán hoy es conocido por este film. Otro rumor que se corrió fue que aunque la pareja protagonista del film, Clark Gable- Vivien Leigh, era perfecta en la ficción, en la realidad no se soportaban.

La vuelta al cine

Después de unos años de ausencia en el cine, tras la muerte de Lombard, Clark siguió con su carrera y también con sus amoríos.

En 1949 se casó con Sylvia Ashley y en 1955 con Kay Spreckles. Con esta última tuvo su único hijo, John Clark, al que el famoso actor nunca conoció.

"El Rey de Hollywood" volvió a sus éxitos fílmicos: "Más allá de Missouri" (1951); "Mogambo" (1953); "Cita en Hong Kong" (1955); "Soldier of Fortune" (1955); "La esclava libre" (1957); "Torpedo" y "Vidas Rebeldes" (1961).

Su última película fue "The Misfits", co-protagonizada por Marilyn Monroe, que terminó de rodarse dos días antes del deceso del actor.

De su vida personal, las malas lenguas dicen que tuvo también una hija ilegítima, Judy Lewis, con Loretta Young.

El 16 de noviembre de 1960, Gable murió a causa de una dolencia cardíaca, a los 59 años, antes del nacimiento de su hijo. Por expreso pedido de él lo enterraron al lado de Carole Lombard.

Paula María Martin

Especial para LA NACION LINE


pmartin@lanacion.com.ar

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.