Roger Waters brilló en su primera noche en el Monumental