Con Billy Elliot, un homenaje al talento argentino en Madrid

Silvia Pisani
(0)
19 de junio de 2018  • 16:23

MADRID.- ¡Son tantos los nombres! Pero la idea fue una sola: honrar al talento de los artistas argentinos que destacan y enriquecen el escenario español, un reconocimiento inusual, que emocionó entre los largos aplausos que supo recoger.

Ocurrió en un escenario extraordinario: el teatro Alcalá, donde desde octubre pasado se exhibe el musical Billy Elliot, uno de los más exitosos del gran momento que vive el género en Madrid.

"Esta es la historia de una larga contribución de nombres, de figuras y de personalidades que supera lo que podemos decir esta noche", sostuvo el director de Turismo del Ayuntamiento de Madrid, Miguel Sanz, al entregar una placa que reconoce, precisamente, la contribución argentina al mundo artístico de la ciudad.

Un aporte que reconoce el cine, el teatro, la música y la danza. Pero, que en esa noche en particular, apuntó a la comedida musical. Justamente porque el sector rubro vive en un momento de gloria en esta ciudad, que disputa ya la condición de capital del género en habla hispana, con numerosas puestas en cartel.

Lo recibió el embajador Ramón Puerta , acompañado en el escenario por las actrices Natalia Verbeke y Ana Fernández. También lo rodearon el director Federico Barrios y los argentinos que producen y que actúan en el exitoso musical, uno de los más taquilleros de la plaza madrileña.

"Esta casa es un poco la nuestra", dijo Puerta al agradecer el reconocimiento. Aludió así a la familia Romay , propietaria del teatro Alcalá, que lo adquirió en 2001 cuando estaba poco menos que en ruinas y lo restauró hasta convertirlo en uno de los mejores del ámbito privado madrileño.

Desde hace ocho meses ininterrumpidos, ese es el nuevo hogar de Billy Elliot, el musical que involucra una puesta en escena con más de cien actores se presenta a sala llena.

Una puesta que, además, cuenta con varios argentinos como parte del elenco técnico, artístico y profesional: Gaby Goldman, como director musical, que pone de relieve las composiciones de Elton John; Gastón Briski, en diseño de sonido; Patricia Clark, como alternante de la multi premiada Natalia Millán en el papel de la profesora Wilkinson, la mujer que, en la historia, descubre y saca a luz el talento bailarín de Billy.

También están Quique Berro, en guitarra, como integrante de una sólida orquesta y Daniel Mejías, en comunicación.

Todos ellos suman al montaje de una puesta obligada para quien quiera ver en español uno de los musicales más exitosos de Broadway. Volcado, ahora, con todo el brillo, a la castiza calle Alcalá.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.