La vida eco. Con conciencia, el arte es más limpio