Sinónimos: un israelí en París. Cuando la reinvención es posible

Paula Vázquez Prieto
(0)
14 de noviembre de 2019  

Sinónimos: un israelí en París

Nuestra opinión: muy buena

(Synonymes, Francia-Israel-Alemania/2019). Dirección: Nadav Lapid. Guion: Nadav Lapid, Haim Lapid. Fotografía: Shaid Goldman. Edición: Neta Braun, François Gédiger, Era Lapid. Elenco: Tom Mercier, Louise Chevillotte, Quentin Dolmaire, Uria Hayik. Distribuidora: Maco Cine. Duración: 124 minutos. Calificación: apta para mayores de 16 años.

Yoav (Tom Mercier) corre desnudo y muerto de frío por las imponentes escaleras de un viejo edificio parisino. Es allí donde abandona lo que trae de su Israel natal para reinventarse en la Francia de los mejores sinónimos. "Voy a ser francés", les repite a Émile (Quentin Dolmaire) y Caroline (Louise Chevillote), los nuevos amigos que lo cobijan como los dioses caprichosos de esos relatos de Troya que cuenta una y otra vez.

El director israelí Nadav Lapid ( Policeman, La maestra de jardín) propone una escritura precisa para desmontar los contornos de toda identidad posible, justo en estos tiempos en que asistimos a sus mayores afirmaciones. Desde el mandato viril y militar del origen a los sueños de libertad y fraternidad prometidas, Yoav explora su ferviente presente como francés a través de los límites del diccionario, con la inevitable violencia subterránea de sentirse otro. En un recorrido de tensiones que se despliegan y símbolos que se deshacen, los movimientos de Yoav son firmes hasta la terquedad, decididos hasta el cuestionamiento.

Con un humor imprevisible y una cámara que desarma esa ciudad deseada y caótica en todas sus contradicciones, Lapid consigue un retrato lúcido y nada convencional de un territorio que escapa a los mapas y los himnos de batalla, que se nutre de la memoria y el cuerpo, de las historias de los héroes que huyen como Héctor ante Aquiles, que no son siempre las mejores pero son las propias.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.