Eleonora Abbagnato, la amalgama perfecta entre la moda y el baile

Emblemática escena de Le Parc, de Angelin Preljocaj
Emblemática escena de Le Parc, de Angelin Preljocaj Crédito: Nuova Harmonia
En una semana de grandes citas con el ballet, la primera gala de la bailarina italiana en Buenos Aires abre la temporada de Nuova Harmonia; un programa con aroma a Roland Petit e Yves Saint Laurent
Laura Chertkoff
(0)
1 de abril de 2019  

La bailarina italiana Eleonora Abbagnato comenzó a estudiar ballet a los cuatro años en su Palermo natal y 36 años después todavía sigue brillando en los escenarios. Este jueves, el público porteño podrá disfrutarla en el Teatro Coliseo junto a otras figuras italianas que bailan en diferentes compañías de danza del mundo, reunidas especialmente para la ocasión.

Abbagnato tenía solamente 11 años cuando Roland Petit la eligió para el papel de la princesa Aurora niña en La Bella Durmiente. "Trabajar con él me abrió una puerta a un mundo totalmente nuevo -recuerda ahora-. Fue uno de los encuentros más importantes de mi vida y una relación artística que continuó hasta que él falleció, en 2011, y que llevo en mi corazón". Es por eso que lo sigue bailando y homenajeando. De hecho, fue nominada étoile en la Ópera de París, en 2013, la misma noche que bailó la versión de Carmen del reconocido coreógrafo francés. Eso la convirtió en la primera bailarina italiana con esa categoría estelar en Francia.

También aprendió de Petit el estrecho vínculo posible entre el ballet y la alta costura. Más allá de sus incursiones en el modelaje, Abbagnato disfruta salir al escenario con los diseños de Dior. "Yo diría que la moda y el baile siempre han sido la pareja perfecta, son dos formas de arte que se expresan excepcionalmente bien juntas". Algo de esa sinergia podrá apreciarse en esta gala, que incluye el dueto La Rose Malade de Petit, con vestuario de Yves Saint Laurent: "Siempre es emocionante bailar con vestuarios diseñados por un maestro de la alta costura", declara a LA NACION.

Sin abandonar su cargo de étoile parisina, desde abril de 2015 es también directora de ballet del Teatro de la Ópera de Roma. Desde entonces recorre frecuentemente los 1420 kilómetros que separan ambas ciudades europeas. "Definitivamente es agotador, pero al mismo tiempo maravilloso tener la oportunidad de transmitir a otros mi experiencia adquirida durante años de arduo trabajo en París, y de hacer mi propia contribución al ballet en mi país de origen. Requiere mucha organización, pero con un horario estricto puedo cumplir con todos mis compromisos", sostiene Abbagnato.

Ese desafío de participar en dos compañías diferentes no lo hace sola, ya que comparte ambos espacios con el bailarín francés Benjamin Pech, también étoile en Francia, y al que convocó como vicedirector del cuerpo de baile de la ópera romana. De modo que es natural que esté convocado para esta gala.

Aunque del espectáculo participan miembros de su compañía como Alessio Rezza, Susanna Salvi y Flavia Stocchi, no está exclusivamente en sus manos la producción ni curaduría del repertorio. Daniele Cipriani, exbailarín italiano y avezado productor, tiene a su cargo la convocatoria. "Daniele produce muchos de mis shows, decidimos el programa de acuerdo con las características y el repertorio de mis compañeros y, naturalmente, el público".

En este , el público de Buenos Aires podrá deleitarse con grandes hits como La Sylphide, de Bournonville (obra que se podrá ver completa más adelante en el Colón), el pas de deux del segundo acto de El Corsario, el pas de deux del Cisne blanco y el del tercer acto de Don Quijote, este último en la versión de Mikhail Baryshnikov.

Pero también podrán disfrutarse otras perlitas del repertorio del siglo XX y contemporáneo, como ¿Who Cares?, de George Balanchine, o la suite del segundo acto de Carmen, de Jiri Bubenicek. Incluso la misma Eleonora Abbagnato presentará Cheek to Cheek de Roland Petit y Le Parc, de Angelin Preljocaj, sobre música de Mozart. "Estas obras son dos casos de perfecta integración entre música y coreografía. Bailarlos, en lugar de generarme fatiga física, me recarga las baterías", evalúa.

También estarán en el Teatro Coliseo Damiano Ottavio Bigi, quien pasó por el Tanztheater Wuppertal de Pina Bausch, y bailará dos creaciones propias. La liga italiana se completa con Francesco Gabriele Frola, primer bailarín del Ballet Nacional de Canadá y el English National Ballet, y Giuseppe Picone, director del cuerpo de baile del Teatro San Carlo de Nápoles, a quien se pudo ver en diciembre pasado el mismo escenario. A ellos se suman la moscovita Svetlana Lunkina, actualmente primera bailarina en la mencionada compañía candiense, y el neoyorquino Amar Ramasar, que desde su salida del New York City Ballet es bailarín invitado en la Ópera de Roma.

Tras la gala, Abbagnato regresará a Europa en su incansable doble pertenencia. "París es una ciudad que me brindó muchísimas oportunidades. Es la ciudad en la que crecí -señala Abbagnato-. Cuando estoy en Roma, lo que más extraño de París es la organización perfecta, casi militar, de nuestro trabajo. Sin embargo, cuando estoy en París, extraño a mi familia, el clima en Roma y sus magníficas puestas de sol".

Eleonora Abbagnato y étoiles italianas en el mundo

Este jueves, a las 20.30, en el Teatro Coliseo, Marcelo T. de Alvear 1125.

Entradas, desde $600.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.