Rusia convoca a Iñaki Urlezaga para crear un ballet en homenaje a Pushkin

Urlezaga, con Ezio Frigerio, Franca Squarciapino y Andrian Fadeev
Urlezaga, con Ezio Frigerio, Franca Squarciapino y Andrian Fadeev
A solo meses de su despedida como bailarín, el argentino integra en calidad de coreógrafo el equipo que hará una versión de La dama de pique; se verá en el Mariinsky y en el Bolshoi
Constanza Bertolini
(0)
4 de marzo de 2019  

Desde el punto de vista de la danza, la suma de Chaikovski y Pushkin no da por resultado solamente Rusia, sino Onieguin: el ballet basado en la ópera del mismo nombre es sinónimo inequívoco de ese magnífico binomio de compositor y autor. Sin embargo, no se referían a ese título cuando desde San Petersburgo llamaron al argentino Iñaki Urlezaga para convencerlo de que hiciera la coreografía de una obra con música de Chaikovski, que se estrenará en el marco de los homenajes por los 220 años del nacimiento del poeta, novelista y dramaturgo Alexander Pushkin, a fin de este año.

La propuesta que le acercaron en aquellos días agitados de 2018, cuando el bailarín platense estaba todavía dando los últimos pasos de su carrera como intérprete, era crear una versión danzada de La dama de pique.

"Cuando el año pasado fue todo lo del cierre del Ballet Nacional, que yo dirigía acá, la noticia se propagó en el mundo y mucha gente me llamó para solidarizarse. Lo que menos pensé era que una cosa así, tan tremenda, me iba a traer semejante sorpresa", cuenta ahora Urlezaga, de regreso de Milán, donde mantuvo las primeras reuniones con el que será el equipo creativo de un nuevo ballet basado en la ópera en cuestión.

El nombre clave en todo esto es el de Andrian Fadeev, ex primera figura del Teatro Mariinsky y director del Yacobson Ballet desde 2011, de donde surge esta idea. "Somos de la misma generación, una generación que ya tiene su andar", reconoce, en virtud de la experiencia que ambos cosechan a los cuarenta y pocos. " La dama de pique es una obra que yo no tenía en claro para nada; ni siquiera internacionalmente es tan popular. Y además: ¿ir yo a San Petersburgo a hacer una obra de Pushkin? Era algo absolutamente fuera de planes. Pero Andrian siguió insistiendo, que la leyera, que la mirara, y me metí en esta historia tan dramática".

Así que, formalmente, la semana pasada Urlezaga ya empezó a trabajar con Fadeev, pero sobre todo con dos grandes: el reconocido escenógrafo Ezio Frigerio, de 88 años, y su mujer, una década más joven, la diseñadora de vestuario italiana Franca Squarciapino, ganadora de un Oscar por Cyrano de Bergerac.

"La idea es reflejar el espíritu Pushkin y su tiempo, en el que transcurre la trama -avanza Iñaki, que cuando aquí llegue el otoño se instalará en la primavera rusa-. Es una obra larga, en tres actos, y cada escena transcurre en un lugar diferente de San Petersburgo. Como el río Neva, donde ella se suicida. No quiero alejarme mucho de la ópera, que está muy bien contada". Será entonces un ballet narrativo, con tres personajes protagonistas y unos 60 intérpretes de cuerpo de baile.

Las fechas de estreno ya están fijadas en el almanaque, para la primera semana de diciembre. Y como el Yacobson Ballet no tiene sala propia, se verá primero en el Alexandrinsky, luego en el Mariinsky y, ya en 2020, en el Bolshoi de Moscú.

"No me toma por sorpresa el hecho de crear, porque mi continuidad en el mundo de la danza tiene que ver con trabajar con bailarines en las salas de ensayo. No quiero ser un burócrata de oficina. Pero honestamente lo que no esperaba es que lo primero después de cerrar mi carrera como bailarín fuera un estreno en el Mariinsky".

La carta de La dama de pique ya está echada. Que comience el juego.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.