Conocé a Indios

Sin disco y sin contrato, un grupo de rock de Rosario tiene uno de los mejores shows under para ver hoy en Argentina; Dárgelos de Babasónicos asegura que son "lo nuevo" del rock nacional
(0)
6 de mayo de 2013  • 18:02

El Twitter cotiza más que el Facebook, hoy un follower vale más que un like", dice Joaquín Vitola, cantante de Indios. "Es importante estar porque la gente está." Si algo sabe esta banda es cómo presentarse: formados en plena era 3.0, estos chicos de 23 años patearon los tobillos de la escena rosarina, rompiendo con la tradición de Litto Nebbia, Fito Páez y la Trova, para imponer sus propios códigos generacionales. "Hay tres bandas que tocan desde hace veinte años y llevan mucha gente", analiza el guitarrista Nicolás de Sanctis, en referencia a Bulldog, Cielo Razzo y Los Vándalos. "Después vienen muchos grupos jóvenes como nosotros, pero [en Rosario] hay una brecha enorme entre los de veintipico y los de 40."

Origen. Son seis chicos del barrio de Fisherton ("Nosotros lo llamamos zona oeste, es como decir zona norte en Buenos Aires") fanáticos del rock británico. Empezaron a ensayar en 2009. "Nunca hicimos covers, ni en vivo ni en la sala: nos largamos con temas propios de entrada", se enorgullece el guitarrista. "Siempre buscamos la originalidad, nunca nos quisimos parecer a nadie", completa Joaquín. Eligieron ese nombre para el grupo porque, al cantar en español, buscaban algo que contrastara con el sonido del grupo: "Algo bien de acá mezclado con un audio más anglo", explican.

Influencias. Mucho brit-pop (de Oasis a The Kooks) pasado por Soda Stéreo y Babasónicos. "El 2012 fue nuestro año Cerati: estuvimos todos los días escuchando sus discos. También nos pasó con los Strokes después y ahora nos copamos con My Bloody Valentine. Estamos grabando temas en esa onda, con guitarras bien sucias y melodías dulces arriba", adelantan. En una entrevista con el diario La Capital de Rosario, el frontman de Babasónicos Adrián Dárgelos los nombró como "lo nuevo" del rock nacional. Eso los tomó por sorpresa. "Le dimos un disco en una radio, en un sobre con un corazoncito dibujado, re cursi. Nunca hablamos con él, no tenemos contacto", aclara Joaquín. Claro que, para el cantante, no es un piropo más: "Babasónicos es una de las mejores bandas de Argentina".

Shows. Carismático y elegante, Joaquín asegura: "Vivo cada show como si fuese el último". Es una suerte de Jarvis Cocker en edad de crecimiento que, en cualquier show, puede terminar cantando arriba de las mesas. Su público, en gran mayoría chicas, se deleita con él, un frontman que es de lo más magnético que se puede ver en vivo en la escena under de Buenos Aires hoy. "Al principio estaba bueno eso, pero después empezamos a renegar. No nos gusta que nos digan que somos una banda para minitas, ¡queremos que vengan hombres también!", se ríen. ¿Muchas chicas equivalen a muchas groupies? "Nah, eso solamente cuando sos famoso. A Dárgelos y al Chano de Tan Biónica se le deben tirar encima, pero en el under no pasa nunca. Es un mito", dice.

Escena. En la movida rosarina, actualmente reinan las bandas indies de rock de guitarras. El circuito se divide entre McNamara, Café de la Flor y Pugliese. "Está todo muy monopolizado, llevamos un montón de gente y perdemos plata", admiten. Por eso empezaron a venirse a Buenos Aires, a tocar en lugares como La Cigale, Plasma y Samsung Studio, compartiendo fechas con -o abriendo shows para- bandas amigas como Rayos Láser, Intrépidos Navegantes y Bondis. "Instalarse en Buenos Aires es volver a empezar de cero, como un juego, porque no te conoce nadie y te sentís más libre, más desprejuiciado", cuenta Joaquín, que fue el primero de los seis en mudarse a Capital Federal. "Si no salís de allá, te quedás en algo de entrecasa y entrás en una nebulosa", opina De Sanctis. "Creemos que es mejor arriesgarse y abrir el juego."

Disco. La única grabación que tienen es un demo de catorce temas colgado en su Bandcamp con calidad de disco, aunque no lo consideran su debut oficial. "Había una temática muy de amor, muy pop, nos faltaba darle una vueltita más", dice el guitarrista. "Hay canciones que no tienen introducciones, que directamente arrancan con la melodía: era un poco por la ansiedad de mostrar el material." Ahora Indios está grabando el que será su "primer disco oficial", una apuesta por los climas claroscuros, que incluye un tema dedicado a Luis Alberto Spinetta. "Estamos abriendo un poco más el espectro", dicen ellos. "Tenemos un potencial que podemos desarrollar, una confianza en nosotros. La banda tiene un fuego distinto".

Por Nicolás Igarzabal

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.