En los Oscar parece que la diversidad no fue para todos

La comunidad asiática norteamericana protestó por los chistes realizados a sus expensas
Natalia Trzenko
(0)
2 de marzo de 2016  

Chris Rock, un conductor en problemas
Chris Rock, un conductor en problemas Fuente: EFE - Crédito: Matt Petit

Todavía con la resaca provocada por un exceso de consumo de estrellas y premios durante la ceremonia de los Oscar, en Hollywood ahora empiezan a sentir las consecuencias de la fiesta. Y, por ahora, son más dolores de cabeza que alegrías. Por un lado, mientras el conductor Chris Rock y sus guionistas se felicitaban por haber puesto en el centro de su monólogo y durante todo el show el tema de la falta de diversidad en la industria del cine y los abusos que sufren los negros en los Estados Unidos, por el otro, la comunidad asiática protestó por los chistes de pésimo gusto y dudoso humor realizados a sus expensas.

"La falta de representación es un problema en Hollywood para todas las minorías. Es cierto y deplorable que ni un actor negro haya sido nominado. Pero tampoco lo fue ningún asiático o latino", escribió la periodista Jessica Contrera en el diario The Washington Post. En las redes, la reacción ante la broma de los chicos asiáticos pasando por los contadores que suelen fiscalizar el recuento de votos en la ceremonia provocó una fuerte reacción acentuada por el reclamo de mayor diversidad que recorrió la ceremonia.

"Usaron el rancio estereotipo de los asiáticos como gente trabajadora y lo mezclaron con el terrible problema del trabajo infantil. Tres chicos asiáticos se subieron a escena frente a cientos de millonarios de Hollywood que se rieron de ellos -no con ellos-, debido a su raza", escribió el bloguero Rainer Maningding, mientras que artistas como Harry Shum Jr. ( Glee) y Constance Wu ( Fresh of the Boat) mostraron su descontento vía Twitter.

"Un chiste descuidado y poco creativo, después del brillante monólogo de @chrisrock #Diversdadmitrasero", escribió el actor y bailarín mientras que la brillante intérprete de la comedia de TV que muestras la experiencia de una familia asiática instalada en Orlando, Florida, fue aún más lejos compartiendo en las redes sociales un mensaje privado. "La actitud de Chris Rock demuestra que no hay consecuencias a la hora de burlarse y degradar a los asiáticos. Así, en una transmisión totalmente obsesionada con el racismo y la diversidad, pisotearnos les resulta perfectamente bien", se enojó la actriz por si a alguien le quedaba alguna duda de que el problema racial en Hollywood está lejos de solucionarse.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.