Gustavo Cordera: "Era un ejercicio de psicodrama. Soy un pelotudo"