Habló el abogado de Yao Cabrera, el youtube que fingió su muerte y fue detenido

El popular youtuber uruguayo Yao Cabrera
El popular youtuber uruguayo Yao Cabrera
(0)
2 de diciembre de 2020  • 23:18

Yao Cabrera quedó en el centro de la polémica luego de que fue acusado de fingir su muerte a manos de sicarios. Más tarde, se determinó que el popular youtuber uruguayo fue el responsable de una fiesta clandestina en Escobar y, además, allanaron la casa que alquila por una denuncia de la propietaria. Tras el operativo, en el que se incautaron drogas, notebooks y dinero en efectivo, el joven quedó detenido. Pese a esto, su abogado, Alejandro Cipolla, contó: "Ya le están por dar la libertad. Se le notificó la composición de la causa y sigue siendo nada más por violación de la cuarentena".

Cabrera ya había sido denunciado por violencia física, abuso y estafa. De todos modos, contundente, el letrado explicó que "no tiene ninguna causa en trámite". "Todas las denuncias fueron desestimadas y ni siquiera llegó a ser indagado", lanzó. Y aclaró: "Las denuncias para el juez y el fiscal no eran delito".

Una de las personas que lo denunció fue Jorge Zonzini, manager de medios. Tal como explicó, el youtuber produce "gran cantidad de contenido mórbido". "Lo más preocupante de todo es que está apuntado a chicos de entre 5 y 15 años", lanzó.

Según dijo, comenzó a denunciarlo hace dos años y medio. Todo empezó un día que su hijo más chico le contó que había aparecido en el sitio de Cabrera. "Les estaban haciendo una encuesta en la puerta del Carlos Pellegrini a dos niños de 14 años y una nena de 13 años donde les enseñaban lo que los adultos entienden como desvíos sexuales", narró. Según detalló, entonces, la primera denuncia fue por "parafilia".

Luego, sostuvo que hay marcas y un gran sistema detrás de esta cuenta. "Hay una gran asociación ilícita que está integrada por abogados inescrupulosos y está bancada por especialistas en marketing y tipos que les enseñan lo que tiene que ver con la comunicación neurolingüística, es decir, cómo hablarle al nene para captarlo. Este pibe (por Cabrera, al que algunos tratan de infradotado o de demente es la cara de una acción piramidal". Zonzini fue más allá y advirtió que cada una de estas cuentas tiene "un sistema de anzuelo, para que cada niño entre".

Para él, "el tratamiento que le han dado los fiscales tiene una clara falta de fortaleza en el concepto". Y entonces consideró: "En vez de preguntarle a un adulto por qué se para con una cámara y una conductora y le enseña desvíos sexuales a los chicos, el fiscal prefiere que los chicos le expliquen cuál es el daño ocurrido. Entonces, hay padres que deciden denunciar, pero al momento de exponer a su hijo a una cámara Gesell no quieren transar con la falta de criterio de un fiscal".

Ante esto, Cipolla retrucó: "Un fiscal, un juez y tres jueces de Cámara dijeron lo mismo, que no configuraba delito. No tiene antecedentes penales no tiene causas en trámite ni absolutamente nada". Según el abogado, el operativo que se hizo en la Mansión Wifi, donde se hicieron fiestas clandestina, fue "una medida totalmente desproporcionada". Y cuestionó: "Por una denuncia de violación a la cuarentena entró el grupo especial de Prefectura con fusiles en mano. Llevaron materiales específicos de inteligencia para cortar todo tipo de comunicación y detectar material de comunicación. Se entró por la violación a la cuarentena, pero lo que realmente se quería era el secuestro de los materiales electrónicos". Allí, se incautaron drogas, notebooks y dinero en efectivo.

En ese sentido remarcó que, si bien él estuvo presente, no los notificaron en ese momento sobre la composición de la causa. "Prefirieron hacer un tema más grande, porque se ve que el Juzgado Federal de Campana no tiene prensa", dijo. Además, Cipolla negó que hubiera habido una fiesta: "Eran las personas que vivían ahí". De todos modos, sí reconoció que su defendido "tiene mala prensa". Y, luego, agregó: "Fui a buscar a la Cámara de Apelaciones y no encontré nada. Si me encuentran un solo papel de un procesamiento o un llamado a pedido de indagatoria, yo lo acepto".

Trascendió que la denuncia por la que fue allanado la realizó la propietaria de la vivienda que habita Cabrera (ubicada en el Country San Marcos, en Escobar), ya que el youtuber habría dejado de pagar el alquiler y las expensas. "No adeuda un millón doscientos mil pesos de alquiler. Eso es falso. Estamos en un intercambio de cartas documento porque el consorcio le impuso multas que no pueden ser", aclaró. "Todo el mundo lo quiere echar".

Más allá de esto, Cabrera despertó el repudio de un sector de la sociedad por haber fingido un secuestro y por haber pedido dinero para que lo liberasen. "Esta charla está siendo poco racional y coherente", manifestó Zonzini, quien resaltó que "por esa maquinaria" incluso le han pedido a menores que envíen fotos de tarjetas de crédito, por lo que el fiscal investiga si hay lavado de activos.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.