Hoy comienzan las funciones en el Cervantes

Obras breves de autores porteños y de las provincias
(0)
27 de febrero de 2004  

Así como el año pasado el espacio dramático con el que se pusieron de acuerdo los dramaturgos del proyecto para pensar sus historias fue un barco, este año el consenso llegó con la imagen del desierto, y no es casual. Es que la cuarta edición de "Nueve", el ciclo de piezas breves que comienza esta tarde en el Teatro Cervantes, con entrada gratuita, abrió sus puertas a los dramaturgos del interior, y como dice Héctor Levy-Daniel, coordinador general del encuentro junto a Adriana Tursi, "la Argentina es un país que se construye pensando en el desierto y además ése es un espacio siempre atractivo".

Así, las nueve historias que, de a tres, se podrán disfrutar en el Salón Dorado del Cervantes se sitúan en un único pero variado desierto. Quizás para Jorge Accame, de Jujuy; para Eduardo Bonafede, de Ushuaia; para Susana Lage, de San Juan, y aun para María Rosa Pfeiffer, de Santa Fe, no debe haber sido difícil imaginar a sus personajes transitando una geografía para ellos conocida, pero los que sí tuvieron que reubicar sus miradas urbanas fueron los locales Susana Gutiérrez Posse, Jorge Huertas, Víctor Winer y los propios Levy-Daniel y Tursi.

Esta edición, que llega hoy al pomposo pero siempre cálido Cervantes, hace cuatro años comenzó como un pequeño ciclo de teatro en donde se trataba de llegar a un público joven a través de dramaturgos de la misma generación. "Por entonces estaba trabajando en el IFT y el teatro estaba tan alicaído que imaginé que un ciclo de autores jóvenes podía revitalizar su escena. Por entonces cada autor trajo su texto y ahí empezó todo", reseña Levy-Daniel sobre los orígenes del proyecto.

Al año siguiente, en 2001, se hizo una convocatoria abierta a dramaturgos, ya que centraron el proyecto en el trabajo del director. Así, cada uno de los nueve directores se quedó con el material que más lo identificaba entre los más de 120 que se presentaron. Pero fue a partir del tercer ciclo cuando "Nueve" tomó forma (¿definitiva?) de taller de dramaturgos. El año pasado, los nueve autores convocados trabajaron durante varios meses en sus respectivos textos, que surgieron a partir de la imagen del barco.

Evidentemente fue la que más satisfacciones les trajo a los responsables del ciclo, ya que en esta cuarta versión reivindican eso del taller de dramaturgia, que no es más que la decisión de que el texto a estrenar sea escrito para la ocasión.

"Creemos que esa es una de las características más ricas del ciclo. En forma totalmente contrapuesta a lo que se supone que es el trabajo solitario del escritor, la nuestra es una tarea compartida, en la que nos juntamos a escribir, a leer, a hacernos devoluciones y, cuando está terminado el trabajo, nos aconsejamos directores para que lleven el material a escena", detalla Tursi, que en esta oportunidad presentará "Perdidos de amor", con una puesta de Andrés Bazzalo.

Así, la primera parte del trabajo es lo que terminó definiendo este ciclo, como uno de autores, uno que se gesta en una mesa de trabajo. "Dice Mauricio Kartun que no existe en otros países del mundo eso de juntarse para escribir, para compartir el trabajo y mucho menos que de eso salga un proyecto concreto, como fue en este caso", sigue Levy-Daniel sobre una modalidad de creación que lejos de ser exclusiva ya tiene una fuerte tradición en el país sobre todo con la experiencia de Teatro Abierto, en los años `80.

La idea del tándem Levy-Daniel y Tursi no sólo implica que, de a poco, este ciclo logre cierta federalización, sino que ya están pensando en que este año podrían llevar algunas de las obras de gira por el interior. "Hay gente de las provincias que está trabajando muy bien en sus respectivas ciudades, e incluso en el exterior, y acá no se los conoce. Esta suerte de ida y vuelta será beneficiosa y gratificante para todos, sin dudas", sigue Tursi.

A pesar de que todavía están pendientes de los resultados que pueda tener este ciclo, ya tienen en mente alguno que otro cambio que seguramente emprenderán el año próximo. Levy-Daniel está casi empecinado en lograr lo que considera un desafío aún mayor en cuanto al espacio dramatúrgico: "Todavía sigo pensando que los nueve dramaturgos tenemos que lograr escribir para un solo espacio escénico. Me gustaría llegar a tener una sola escenografía para las nueve obras, es decir, contar con una producción cero. Como ejercicio, como experiencia, será fantástico ver qué pasa con el imaginario de los nueve autores en un mismísimo escenario. Sería recurrir a lo que dice Peter Brook sobre la austeridad como valor estético: "El teatro no requiere demasiado; para eso está el cine; con pocos elementos se apela a la imaginación del espectador; es ahí cuando todo empieza a funcionar"".

Así las cosas, lo que se podrá ver desde esta tarde serán tres obras los viernes, tres los sábados y tres los domingos, de no más de 30 minutos cada una (prometen que los intervalos serán apenas un suspiro) que tratarán de volver a ganar la atención y la emoción de una platea que por cuarto año consecutivo sigue un ciclo que fue creciendo y, si hay que guiarse por el ánimo y el ímpetu de sus responsables, tiene aún mucho más por crecer. De hecho no es un dato menor que haya nacido en el IFT y ya esté en el Cervantes.

La programación

Viernes, a las 18.30:

  • "Crac", de Jorge Huertas, dirigida por Roberto Aguirre, con Miguel Padilla y Paloma Contreras Manso.
  • "Medea", de Jorge Accame, dirigida por Eduardo Pavelic, con María Laura Mariotti y elenco.
  • "Perdidos por amor", de Adriana Tursi, dirigida por Andrés Bazzalo, con Adriana Dicaprio y Marcelo Bucossi.
  • Sábados, a las 18.30:

  • "Un toque de inspiración", de Víctor Winer, dirigida por Kado Kostzer, con Alejandro Awada y Marina Borensztein.
  • "Punta Páramo", de Eduardo Bonafede, dirigida por Mariel Bignasco, con Mariana Richaudeau y elenco.
  • "Piedras preciosas", de Susana Gutiérrez Posse, dirigida por Mónica Viñao, con Alejo Mango y elenco.
  • Domingos, a las 18.30:

  • "Lagartijas", de Susana Lage, dirigida por Luis Roffman, con Isabel Quinteros y Leonardo Odierna.
  • "Humo de agua", de María Rosa Pfeiffer, dirigida por Andrés Sahade, con Alicia Staif y Vesna Stegnar.
  • "Carroña", de Héctor Levy-Daniel, dirigida por Elvira Onetto, con Sandra Barbale y Osvaldo Djeredjian.
  • En el Teatro Cervantes, Libertad 815. Entrada gratuita.

    MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.