Jorge Rial: "El día que me fui de casa mis hijas se largaron a llorar por miedo"

El conductor volvió a arremeter contra su ex, Silvia D'Auro
(0)
18 de agosto de 2014  • 13:02

Silvia D'Auro reapareció la semana pasada con durísimas declaraciones sobre las hijas que adoptó junto a Jorge Rial , en una entrevista exclusiva que concedió a Personajes.tv. Desde entonces, la polémica volvió a caer sobre la familia del chimentero y no hay tregua.

"Los chicos adoptivos tienen una tendencia a robar", fue la frase de D'Auro que desató una ola de críticas tanto en la opinión pública como por parte de su ex, que está dispuesto a hacer uso de la gran exposición mediática que tiene para echar por tierra todas sus declaraciones y demostrar que es el padre ideal para las niñas, que en la actualidad están bajo su tenencia. Aunque no ahorró en insultos para con D'Auro, a quien llamó "alimaña", ayer en diálogo con Marcelo Polino, dijo que "no hay nada en su contra": "No hay ninguna cuenta pendiente. Ninguna causa judicial. Los bienes ya se dividieron. El divorcio se realizó hace un año. Mis hijas ante una jueza decidieron vivir conmigo. Esto [por los dichos de D'Auro] fue un ataque que sigo sin entender y que hizo mucho daño a mis hijas".

Los nuevos cruces entre Rial y su ex comenzaron a partir de una denuncia que interpuso D'Auro por medio de su abogado luego de que el chimentero exigiera por las vías legales que ella le entregara las fotos de la infancia de las niñas. Silvia se negó alegando que él quería borrarla de la historia de sus hijas quitándole las fotos. Ahora, el conductor de Intrusos explicó que fue Morena quien quiso buscar sus fotos y reveló que no las tenía en su poder porque cuando eligieron quedarse con su padre D'Auro les tiró sus cosas en bolsas de residuos: "Mi hija [por Morena] tuvo el atrevimiento de pedir por intermedio de la Justicia su historia, sus fotos. A mis hijas les tiraron la ropa en bolsas de residuo en la puerta de mi casa cuando se fueron de donde vivían".

"El día que yo decido irme de casa y ellas se largaron a llorar porque tenían miedo de que les pase algo. La gente cree que hay plata de por medio, que yo las tengo por plata, acá lo único que hay es amor", continuó Rial. "La tenencia no significa que la madre no las puede ver. Desde el día que nos divorciamos existe un acta judicial en la que se hablaba de la relación de la madre con sus hijas. El régimen de vistas es abierto, puede verlas cuando quiere pero eso nunca ocurrió", aseguró.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.