Kevin Hart renunció a presentar los premios Oscar

Tras ser juzgado públicamente por dichos del pasado, el cómico decidió dar un paso al costado
Tras ser juzgado públicamente por dichos del pasado, el cómico decidió dar un paso al costado
(0)
7 de diciembre de 2018  • 10:08

Las polémicas comenzaron apenas se conoció el nombre de quién sería el encargado de presentar la ceremonia de los premios Oscar . Kevin Hart se convirtió en la persona elegida por la Academia para llevar adelante ese desafío, sin embargo poco duró como host oficial. A dos días de hacerse público el anuncio, el actor renunció. Y lo hizo tras recibir duras críticas por una serie de publicaciones que hizo en el pasado en su cuenta de Twitter donde atacaba a la comunidad LGBTQ.

"Tomé la decisión de no presentar los Oscar de este año. No quiero ser una distracción en una noche que debería ser celebrada por tantos artistas de increíble talento", escribió Hart en su cuenta de Twitter.

Y sumó: "Me disculpo sinceramente con la comunidad LGBTQ por mis palabras insensibles en el pasado".

El actor, que ha sido parte de films como Jumanji: Bienvenidos a la jungla, había sido elegido para ser el conductor de la ceremonia que se llevará a cabo el próximo 24 de febrero. Al poco tiempo de que se se supo que él sería el presentador, varios usuarios de Twitter recordaron la serie de mensajes homofóbicos que había escrito en esa red social en el pasado y que más tarde decidió borrar. Estos tuits tuvieron lugar entre 2009 y 2011. "Si mi hijo llega un día a casa e intenta jugar con la casa de muñecas de mi hija, se la rompería en la cabeza y le diría: 'Para, eso es gay'", había expresado quien pudo haber sido la cuarta personalidad afroamericana que conduciría los Oscar.

Además de su renuncia, Hart compartió un video en su cuenta de Instagram donde le hablaba a la gente que lo cuestionaba. "Dejen de buscar razones para ser negativos. Dejen de buscar razones para estar enojados. Les juro que me gustaría que ustedes puedan entender el lugar mental en donde estoy hoy. Soy una persona feliz y no hay nada que ustedes puedan hacer para cambiar eso. Trabajé duro diariamente para ser positivo. Si quieren buscar en mi historia o en mi pasado y se llenan de ira con lo que encuentran está bien para mí. Tengo 40 años y estoy enamorado del hombre en el que me convertí. Uno vive, aprende, crece y madura. Amo a todos", expresó.

También usó su cuenta de Twitter para disculparse por el pasado: "Siento haber herido a la gente. Estoy evolucionando y quiero seguir haciéndolo. Mi objetivo es unir a la gente, no separarnos. Mucho amor y gratitud a la Academia".

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.