La revancha de la segunda semana: qué ver en lo que queda de las vacaciones de invierno

Vivitos y coleando
Vivitos y coleando
Los mejores espectáculos para aprovechar los días de descanso que restan en familia
Juan Garff
(0)
22 de julio de 2016  • 14:05

En vacaciones de invierno se concentra lo mejor y lo peor de la cartelera infantil. Los que vienen aportando creatividad y experiencia año a año y todo el año y las golondrinas que buscan hacerse su agosto en julio. Es también el momento en que aparecen propuestas originales, de artistas que innovan con una perspectiva diferente. Y resurgen a veces algunos referentes que ya son clásicos, que fueron apreciados como niños por los que hoy son padres (o tíos) y mantienen su convocatoria con las nuevas generaciones.

Este feliz reencuentro con la memoria de la infancia se da con Vivitos y coleando, la saga de payasos creada por Hugo Midón y Carlos Gianni en los años 80. La puesta en escena de Manuel González Gil, estrenada ya la temporada pasada, pone cabalmente en juego el universo midoniano. Roberto Catarineu y Carlos March, integrantes del trío original, parecen no haber abandonado nunca sus personajes. Laura Conforte, nueva en la troupe, no lo parece.

Similar predicamento a la obra de Midón entre nosotros tuvo en Brasil Saltimbanquis, la versión compuesta por Chico Buarque sobre un cuento musical del italiano Sergio Bardotti con música original del argentino Luis Bacalov (el ganador del Oscar por El cartero). La fábula de los cuatro animales que encuentran su camino a la libertad mediante la unión solidaria tuvo su primera versión porteña en los 80. Hoy resurge con potencia en la feliz combinación de actores adultos e infantiles de la puesta de Pablo Gorlero, recientemente estrenada.

Otra vertiente esencial de la escena infantil, la de la obra de María Elena Walsh, se encuentra doblemente representada. Por un lado, María Elena, por el grupo La Galera Encantada con dirección de Héctor Presa, una indagación sobre los caminos de la creatividad, los que llevan a dar vida al mundo del revés. Por el otro, Un viaje al país de Nomeacuerdo, una nueva puesta en escena de Juan Bautista Carreras que vuelca el espíritu lúdico de la poetisa al lenguaje de la acrobacia circense. Un personaje interpretado por Diego Ramos se desacartona a la medida en que ingresa en a la geografía de la fantasía poética. También en clave circense, aunque más cercano a lo clownesco, se desarrolla La Pipetuá 13 años (la edad del pavo),

Saltimbanquis
Saltimbanquis

A la luna reúne en tanto una mixtura novedosa entre el teatro puro y las proyecciones animadas, sobre una temática de escaso tratamiento escénico en nuestra dramaturgia destinada a los chicos, la del fin de la vida de los mayores. Sol Torrente, novel en estas lides, campea con frescura como única intérprete en vivo el desarrollo de la interacción con figuras animadas. El vínculo de la niña protagonista con su abuelo se entabla sobre un plano de ribetes fantásticos –se plantea un viaje a la luna sobre una bandada de gansos- que trazan una delicada alegoría sobre la despedida final.

Con mucho humor se construye la historia de Tengo a mi abuelo en el ropero, de María Inés Falconi, también sobre la muerte como parte del ciclo de la vida. Carlos de Urquiza como protagonista y director de la puesta en escena resuelve con oficio e inteligencia la situación del encuentro de los nietos con su abuelo en el limbo del desván, trabado momentáneamente en camino hacia el más allá.

La movida titiritera exhibe desde su dimensión de producción artesanal y casi siempre a pequeña escala un rigor profesional y una indagación temática interesante. Con esta lluvia, de Carlos Martínez y Silvina Reinaudi coloca tanto al titiritero como al público como coprotagonistas del desarrollo de la trama. El primero, intentando ejercer un control sobre su títere (en vano, claro), el segundo, salvando la situación en su punto crítico. Popigami, del grupo El Bavastel, desarma ansiedades y temores de un niño frente a su primera salida de campamento. Un cuento dentro del relato principal, desplegado con sutil maestría, dará la clave para salir adelante en la aventura infantil. El mundo de Dondo, de Julia Sigliano, convierte al mismo retablo en el entorno maternal del protagonista, un bebé que sale a la gran aventura de la vida.

Anda Calabaza
Anda Calabaza

Mundodanza, de Laura Falcoff, y Zick Zack Puff, de la compañía suiza Mafalda, aportan coreografías que se van mucho más allá del pas de deux y el tutú (o más acá, en un sentido de contemporaneidad).

Pero es la música de los chicos, que pasa por un momento de singular esplendor, la que sin duda está en el centro de la escena de estas vacaciones de invierno. Mariana Baggio, Magdalena Fleitas, el Dúo Karma y Los Musiqueros, así como los grupos Lalá y el Toque Toque, Vuelta Canela y Anda Calabaza son los protagonistas de una corriente musical que suma poesía y atractivas melodías, sostenidas por una instrumentación plena de sutilezas, tanto desde la armonía como desde el timbre de la luthería artesanal de algunos de estos intérpretes. La particular coyuntura, de riesgo económico para grandes puestas teatrales por un lado, y preservación y a la vez reformulación de los grandes espacios públicos, por el otro, favoreció el armado de ciclos de recitales, en parte gratuitos. Se destaca en esa programación la expectativa que genera la presentación de Luis Pescetti como presentador de una versión del Pedro y el lobo, el cuento musical de Serguei Prokofiev, con la Orquesta Sinfónica Nacional.

Teatro

Vivitos y coleando. Martes a domingos a las 16, Teatro Picadero, Pje. Santos Discépolo 1857. $ 320.

Saltimbanquis. Martes a domingos a las 15, Teatro Regio, Av. Córdoba 6056. Platea $ 80, pulman $ 60.

María Elena. Lunes 18 a jueves 21, lunes 25 y martes 26 a las 14.30, miércoles 27 a sábado 30 a las 15.45 y miércoles 27 a las 17, Teatro La Galera, Humboldt 1591.

Un viaje al país de Nomeacuerdo. Miércoles a domingos a las 16, Ciudad Cultural Konex. $ 250 y $ 300.

La Pipetuá 13 años (la edad del pavo). Sábados y domingos a las 17, sábado 23 y domingo 24 también a las 15, Teatro Apolo, Av. Corrientes 1372. $ 200 y $ 250.

A la luna. Martes a domingos a las 15, Teatro 25 de Mayo, Av. Triunvirato 4444. $ 90.

Tengo a mi abuelo en el ropero. Hoy viernes 22 y 29 a las 15, sábado 23 y miércoles 27 a las 17). $ 120, jubilados de 1 y 2 años, Auditorio UPeBe, Campos Salles 2145, Núñez. $ 60.

Títeres

Con esta lluvia. Miércoles a domingos a las 16, Teatro Cervantes, Sala Orestes Caviglia, Libertad 815. $ 60.

El mundo de Dondo. Martes a domingos a las 15.30. C.C. de la Cooperación, Sala Pugliese, Av. Corrientes 1543. $ 140.

Popigami. Miércoles y jueves a las 17, Pan y Arte, Av. Boedo 876. $ 130, jubilados y estudiantes $ 110

Danza

Mundodanza. Domingos a las 17, Galpón de Guevara, Guevara 326, Chacarita. Adultos $ 150, niños $ 120, menores de 2 años gratis.

Zick Zack Puff. Sábado 30 a las 16, Teatro York, Alberdi 895, Olivos, $ 100. miércoles 27 a las 18, Usina del Arte, Caffarena 1, entrada libre.

Música

Mariana Baggio. Lunes 25 a las 16, Usina del Arte, Caffarena 1, entrada libre. Miércoles 27 a las 16,Teatro York Alberdi 895, Olivos. $ 100.

Los Musiqueros. Domingo 24, a las 16.30, Caras y Caretas, Sarmiento 2037. $ 112 a $ 180.

Lalá Canciones. Viernes 22 y sábado 23, a las 16, Caras y Caretas, Sarmiento 2037. $ 112 a $ 180.

Dúo Karma. Miércoles 27 a las 14, Usina del Arte, Caffarena 1, entrada libre. Viernes 29 a las 16, Teatro York, Alberdi 895, Olivos, $ 100.

Por: Juan Garff

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.