Trap, artistas consagrados y cupo femenino: las deudas saldadas y las cuentas pendientes del Lollapalooza

Las estrellas nacionales de la música urbana conviven este año con figuras de la talla de Fito Páez, Caetano Veloso y Vicentico, pero todavía hay un notable déficit de mujeres
Las estrellas nacionales de la música urbana conviven este año con figuras de la talla de Fito Páez, Caetano Veloso y Vicentico, pero todavía hay un notable déficit de mujeres
Lucas Garófalo
(0)
22 de marzo de 2019  • 16:52

A lo largo de sus seis ediciones, el Lolla incorporó nuevas propuestas con la intención de lograr un perfil más inclusivo desde lo artístico. Sin embargo, algunas cosas no terminan de cambiar. Un repaso por los últimos movimientos.

Hola al trap local...

Desde su desembarco en Argentina en 2014, Lollapalooza le dio al rap internacional el espacio que no había tenido en el país (presentó a artistas de diferentes niveles de popularidad, desde Eminem a Kid Cudi, pasando por Chance The Rapper), pero las propuestas locales del género nunca habían tenido tanto lugar. El line-up 2019 es una de las pruebas más contundentes del ascenso que el trap argentino experimentó en 2018, gracias a la aparición de una decena de nuevas figuras. Paulo Londra, Cazzu, Khea, Dakillah, Omar Varela & Mykka, Seven Kanye, Neo Pistéa, C.R.O., Bhavi, Lucho SSJ y más: ninguno de ellos podría haber figurado en el cartel hace un año, pero acá están. Duki brilla por su ausencia y es ahora la gran cuenta pendiente del festival.

... Y chau al indie

La contracara más evidente del presente del trap copando slots en la grilla es la virtual desaparición del indie local, que el año pasado nutrió al Lolla con nombres fuertes de la escena (Marilina Bertoldi, Indios, Mi Amigo Invencible, Luca Bocci, Los Espíritus, Benito Cerati, Octafonic, Barco), y en 2019 aporta pocos nombres de peso. Los sobrevivientes son los que últimamente se desprendieron de las guitarras o se acercaron al trap (o las dos cosas), como Coral Casino, Ca7riel y Salvapantallas. Perras on the Beach y Barbi Recanati aparecen como excepciones de un line-up en el que este tipo de propuestas solían ser la norma.

Faltan chicas

Mientras las músicas del país se organizan para pedir por una ley de cupo femenino en festivales motivadas por el bajísimo porcentaje de mujeres en los eventos más convocantes, la edición local del Lollapalooza eligió hacer la vista gorda. La primera mujer del line-up aparece recién en la sexta línea del cartel (Rosalía), y los proyectos liderados por mujeres son menos de 20, en un total de más de 100 artistas.

Para adultos

La inclusión de León Gieco en la grilla 2017 fue una sorpresa, pero hoy la idea de sumar artistas orientados al público adulto parece ser una estrategia definida. Fito Páez, Jorge Drexler, Vicentico y Caetano Veloso están distribuidos a lo largo de los tres días, algo inimaginable en los comienzos de la franquicia en Argentina. Con el festival ya instalado entre el público joven, el Lolla va por los padres.

Electrónica en baja

A contramano del proceso de renovación iniciado con la inclusión del trap y de la costumbre del Lollapalooza de traer artistas lo más cerca posible del momento de su explosión, la oferta de música electrónica de esta edición parece especialmente conservadora. Los headliners Tiësto y Steve Aoki vienen girando desde hace más de 20 años; y Dimitri Vegas & Like Mike, más de diez. Raro, considerando que es en la electrónica donde suelen surgir las propuestas más innovadoras y vanguardistas.

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.