Autorretrato. Lucas Martí. El amigo de la antitendencia