Mikhail Baryshnikov vuelve a la Argentina: los detalles del espectáculo

El bailarín ruso traerá Letter to a man, sobre los diarios de Vaslav Nijinsky, con la dirección de Robert Wilson; también visitará Montevideo
Silvina Ajmat
(0)
14 de noviembre de 2016  • 16:29

Mikhail Baryshnikov regresará a Buenos Aires cuando se cumplan exactamente tres años de aquél furor que causó su visita junto a Willem Dafoe y Robert Wilson (nueve funciones agotadas en el teatro Opera). No es una profecía: los interesados ya pueden apuntarlo en sus agendas. El artista ruso llegará al país entre agosto y septiembre del 2017 para presentarse en el Coliseo con el espectáculo Letter to a man, en el que le pone cuerpo y alma a otro coloso de la historia del ballet universal, Vaslav Nijinsky. Letter to a man propone así el encuentro entre dos intérpretes sublimes, y ese ya es un motivo para despertar la curiosidad de sus potenciales espectadores. Sin embargo, hay muchos motivos más.

Para empezar, para los argentinos tiene un sabor especial: se trata del regreso de Nijinsky a Buenos Aires, ciudad que marcó su historia como pocas. Fue en una gira con Les Ballets Russes, la legendaria compañía que fundó Serguéi Diáguilev considerada la más influyente del siglo XX por las transgresiones que introdujo en la danza, con la que Nijinsky, figura definitiva del grupo, llegó a Buenos Aires por primera vez, en 1913. Aquí, en la iglesia de San Miguel Arcángel, en el centro porteño, dio el sí quiero a Rómola Pulszky, una rica heredera húngara que se había prendado de él tras verlo en una de sus presentaciones en Europa. Pero Diáguilev no veía con buenos ojos que los bailarines de su compañía se casaran, y al enterarse de la boda decidió despedirlo. Unos años después, cuando volvió a contratarlo, la salud psíquica de Nijinsky se había deteriorado. Volvió a pasar por Buenos Aires y bailó en el teatro Colón antes de retirarse para siempre. Le habían diagnosticado esquizofrenia. Durante su exilio en distintos centros de salud, escribió sus diarios y son esos textos los que le dan forma al espectáculo Letter to a man (Carta a un hombre).

Fueron muchas las ocasiones en que Baryshnikov fue tentado para interpretar al mítico bailarín y él dijo que no sistemáticamente. La razón clave para aceptar esta propuesta fue la dirección de Bob Wilson, con quien trabajó en The Old Woman, y la idea de tomar los diarios no para contar la historia del artista, sino para reinterpretarlos en una puesta teatral con los elementos que trabaja Wilson: la acción física, la música y las luces, en un registro absurdo y con la palabra como multiplicadora de sentido. No vamos a ver bailar a Baryshnikov, aunque su plasticidad para el arte del movimiento puede palparse hasta en cada una de sus respiraciones. "Soy Dios. Soy espíritu. Soy un hombre de amor", es la frase disparadora del espectáculo, escrita por Nijinsky en 1919, justo antes de ser internado en un manicomio.

Con ironía, colores, sonidos y con el arte de Baryshnikov el espectador podrá bucear en la mente perturbada de un artista que alguna vez tocó el cielo. Belleza y poesía para hablar de la condición humana, una marca registrada de la dupla Wilson-Baryshnikov.

El espectáculo, que ya hizo gira europea con funciones en España, Mónaco e Italia, tiene previsto hacer cinco funciones en Buenos Aires y cuatro en el Sodre de Montevideo.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.