Tributos. La leyenda trágica de Amy Winehouse sigue viva en Buenos Aires