Cómo la madre de Lady Gaga ayudó a organizar el proyecto benéfico lleno de estrellas 'Together At Home'

Hugh Evans, CEO de Global Citizen, explica cómo la organización armó un programa exitosísimo en solo dos semanas y media
Hugh Evans, CEO de Global Citizen, explica cómo la organización armó un programa exitosísimo en solo dos semanas y media Crédito: Getty Images
Kory Grow
(0)
23 de abril de 2020  • 14:57

El sábado a la noche, un elenco multigeneracional de creadores de éxitos, incluyendo a los Rolling Stones, Paul McCartney, Stevie Wonder, Lady Gaga y Taylor Swift, tocaron ante un público doméstico de alrededor de 21 millones de personas, como parte del One World: Together at Home , de Global Citizen. Las últimas dos horas del evento de ocho horas de streaming salieron en simultáneo en canales de televisión. El evento recaudó alrededor de 128 millones de dólares de parte de donantes corporativos, para una variedad de organizaciones relacionadas con el coronavirus.

"Es prácticamente un milagro que haya salido", le dice a Rolling Stone el CEO y fundador de Global Citizen, Hugh Evans. "Si me hubieras preguntado, hace tres semanas, si era posible organizar un evento, para 60 canales globales, que saliera en 175 países y en casi todas las plataformas digitales más importantes, me hubiera reído y te habría dicho que de ninguna manera".

La idea de agrupar músicos para ayudar a reunir dinero y conciencia acerca del COVID-19 salió, originalmente, de Amina Mohammed, la Vicesecretaria General de las Naciones Unidas, quien le pidió a Evans que movilizara a varios artistas con los que él ya había trabajado, como Chris Martin, Niall Horan y Shawn Mendes y Camila Cabello. Evans habló con el Director General de la Organización Mundial de la Salud, el Dr. Tedros Adhanom, quien llamó a Cynthia Germanotta, la madre de Lady Gaga, que es embajadora de la salud mental ante la OMS. Cuando Germanotta dijo que Gaga quería llevar estos videos "a otro nivel", Evans entendió que ella quería organizar un evento en dos semanas y media.

Lady Gaga en One World: Together at Home

01:46
Video

Armar un show coherente era una tarea abrumadora, puesto que, al igual que los eventos en vivo de Global Citizen, la transmisión tenía muchas otras cosas además de interpretaciones musicales. También hubo conductores -Jimmy Kimmel, Jimmy Fallon, Stephen Colbert-, momentos de apoyos no musicales con artistas como Beyoncé y Alicia Keys, segmentos con dos ex Primeras Damas, historias sobre ciudadanos comunes y sus batallas con el virus, y coberturas de al menos dos docenas de patrocinadores corporativos y filantrópicos. "Había, no sé, mil obstáculos para este show", dice Evans.

Si bien Lady Gaga ya había contactado a McCartney, Elton John, Lizzo y muchos otros para el anuncio inicial, los Rolling Stones esperaron hasta el jueves antes del programa para confirmar su participación. Su versión en cuarentena y en cuatro pantallas de "You Can't Always Get What You Want" resultó el show más comentado del programa. Parte del retraso de los Stones fue que Mick Jagger no pudo confirmar con sus compañeros hasta pocos días antes de la producción. Los Stones armaron su video en cuatro o cinco días, y después confirmaron su involucramiento con Evans. "Alguien me dijo que ellos estaban tristes de haberse perdido el Live Aid, y que no querían perderse esta oportunidad", dice. "Y eso fue algo que nos dio mucho ánimo".

Paul McCartney en One World: Together at Home

00:40
Video

Ante la pregunta acerca del supuesto "air drumming" de Charlie Watts en su fragmento, Evans se ríe. "No sé si está haciendo solo 'air drumming', porque cuando vi los cortes iniciales, él simplemente no tenía la batería con él, así que tuvo que improvisar, pero no es sólo 'air drumming'", dice Evans. "No sé. No soy experto en eso; lo mío es aliviar la pobreza, y la economía, así que no te puedo decir si Charlie Watts está haciendo 'air drumming'. Pero incluso si fuera así, es gracioso. Lo que sé es que él agarró todas esas cosas de su casa, y la mujer que limpia su casa lo filmó con el iPhone. Fue todo un trabajo de equipo".

Más allá de la lista de artistas de primer nivel que apoyaron el evento, Evans se enfocó en lo que él quería lograr. "Uno quiere hacer algo que haga pensar en la gente que perdió a sus seres queridos, en la gente que perdió el trabajo, y en lo difícil que es para los trabajadores de la salud, y porque ellos son los verdaderos héroes de la historia", dice Evans. "Así que sentí que había que hacerles justicia. No es solo hacer un show lindo; tiene que hacer justicia ante la injusticia. Hay mucha gente muriendo, mucha gente que perdió seres queridos, mucha gente que se quedó sin trabajo, ¿cómo capturás eso en un momento tan difícil? Estoy seguro de que nuestro trabajo, en ese sentido, fue imperfecto. Pero yo quería que lo hiciéramos lo mejor posible, así que había que entregarnos totalmente".

Evans dice que los millones recaudados por la organización en el evento serán distribuidos el mes que viene. El Fondo de Solidaridad de la OMS recibirá 55 millones de dólares, y distribuirá equipos de protección personal -antiparras, barbijos y máscaras- a trabajadores de la salud. Otros 72 millones serán destinados a organizaciones de caridad de todo el mundo que apoyan a gente en situación de calle y otras situaciones vulnerables.

Evans también declaró su apoyo a la OMS, que la Casa Blanca intentó denigrar estas últimas semanas. La semana pasada, el Presidente Trump recortó los fondos a la organización. "La OMS es la única organización con apoyo total de la asamblea general de la ONU", dice Evans. "No hay ninguna alternativa a la OMS para responder de manera global".

"No podés reabrir la economía de los Estados Unidos hasta que no termines de lidiar con esto globalmente", continúa. "Es que, inevitablemente, si reiniciás los viajes internacionales, podés ver los efectos de cómo un virus en cualquier parte puede significar un virus en todas partes. Todo el mundo quiere volver a trabajar. Todo el mundo quiere recuperar sus trabajos. Quieren ver cómo va a ser la 'nueva normalidad', post-Covid-19. Pero no va a ser posible, de ninguna manera, a menos que nos hagamos cargo del hecho de que muchas de las naciones más pobres tienen sistemas de salud muy pobres, y no son capaces de aguantar la ola actual del virus, lo cual puede ocasionar una segunda ola en los Estados Unidos".

"A esto, yo lo llamo egoísmo ilustrado", agrega Evans. "Incluso si no te importan los otros países, desde el punto de vista de la caridad, hay que actuar desde una perspectiva egoísta, de una manera ilustrada. Afecta a tu familia, y afecta a mi familia. Si otros países tienen sistemas de salud pobres, eso nos afecta a todos".

Por: Kory Grow
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.