El cover tiene fecha de vencimiento

En su nuevo disco, Escape, la banda presenta todos temas propios
Gabriel Plaza
(0)
6 de noviembre de 2013  

Después de cinco discos y de dar varias vueltas al mundo -incluidas sus presentaciones en el mítico festival de Glastonbury, un lugar atípico para el tango-, los músicos de Violentango llegaron a una conclusión decisiva para su rumbo artístico. "Nosotros ya hace nueve años que estamos tocando. Éste es el quinto disco y, como la mayoría de las bandas, empezamos tocando temas clásicos, como «La Cumparsita», «El choclo» o «Milonga de mis amores», o temas de Astor Piazzolla como «Libertango». Pero con el correr de los años empezamos a mechar temas propios y nos dimos cuenta de que nuestra música podía tener en la audiencia el mismo efecto que los covers de Piazzolla o Salgán. Entonces decidimos apostar a lo nuestro. La libertad que existe cuando zapás y creás algo propio es muy diferente de la que tenés cuando tocás un cover. A muchas bandas les está pasando lo mismo. Creo que los covers en el tango tienen una vida útil, pero fecha de vencimiento", diagnostica Juan Manuel López, guitarrista del quinteto instrumental que mañana, a las 21, presenta su nuevo disco, Escape , en la Sala Siranush, Armenia 1353.

Violentango es uno de los emergentes de una escena tanguera que incorporó códigos culturales del rock, como la energía que impera en sus conciertos y el arte urbano y ricotero que ilustra la tapa de su último disco, Escape . "Hay varios puntos de conexión con el rock, sobre todo cuando tocamos en vivo; ésa es una de las cualidades del grupo. Tenemos un sonido muy enérgico que se puede comparar con el rock. Todos tenemos alrededor de treinta años y tuvimos en la adolescencia nuestras bandas de rock de garage. Por otro lado, está Adrián Ruggiero, que viene de familia tanguera y su viejo tocó con Pugliese, así que el tango lo trae en la sangre. Pero todos somos jóvenes y queremos mostrar un tango que tiene que ver con la forma de vida de esta época. Por eso la banda se mueve de forma independiente, al modo de los grupos de rock indie", explica López, que, con su guitarra de cuerdas de nylon, forma parte de ese ensamble de tango garage que completan Ricardo Jusid (bajo eléctrico), Camilo Córdoba (guitarra), Santiago Córdoba (batería y percusión) y Adrián Ruggiero (bandoneón).

Otro link con el rock es que su nueva producción fue masterizada en los legendarios estudios Abbey Road de Londres. "Una de las características nuestras es que cuando proyectamos los pasos siguientes nos planteamos algunos sueños. En nuestras giras pasamos por Abbey Road y siempre tuvimos ganas de hacer algo donde se hicieron miles de discos que nos influyeron. Para nosotros cerraba el concepto el hecho de que este disco, que por primera vez en nuestra carrera tiene todas composiciones propias, fuera masterizado en ese lugar emblemático."

Canciones como "Escape porteño", "Ciudades avanzando", "Pánico y locura en el Sifó", "Fierro caliente" o "Chacarita afuera" marcan ese impulso vertiginoso, psicodélico, urbano y electroacústico de una nueva generación que reafirma su identidad y constituye un fenómeno actual. "Lo que estamos viendo ahora es que las bandas nuevas que están apareciendo tienen guiños al folklore o la música ciudadana y no tanto al rock garage de los noventa, cuando empezaban tocando covers de los Redondos -explica Juan Manuel López-. La vida al final es como un ciclo. Cambian las modas y me da la sensación de que hoy tocar «Brown sugar» ya no va. Hay más emoción y adrenalina en compartir, inventar y zapar cosas nuevas, pero con nuestra identidad. Si bien a todos nos gusta el rock, siento que ahora se está revalorizando nuestra raíz. La música de acá no es ajena a nosotros y por fin nos estamos dando cuenta."

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.