Jean-Michel Jarre habla de su fanatismo por Pete Townshend y cuestiona a la industria musical