La increíble batalla virtual de canciones entre Dave Grohl y Nandi Bushell, una nena prodigio de 10 años

Dave Grohl y Nandi Bushell, rockeando a dúo por Zoom: ella le compuso una canción, él confesó que ella era la ganadora del duelo
Dave Grohl y Nandi Bushell, rockeando a dúo por Zoom: ella le compuso una canción, él confesó que ella era la ganadora del duelo Crédito: NYT
Jeremy Gordon
(0)
26 de noviembre de 2020  • 14:15

No hacía falta saber de memoria todas las notas de "In Bloom", de Nirvana, para maravillarse ante el espectáculo de una niñita tocando la batería en perfecta sincronización con aquel tema clásico del angst-rock de los años 90. Pero allí estaba Nandi Bushell en noviembre pasado, en total control de su batería, con esa alegría y esa pasión dibujadas en el rostro.

Internet es un campo de juego abierto para que la gente común lleve a cabo proezas impresionantes, y en los últimos años, Nandi Bushell, de Ipswich, Inglaterra, había consolidado un público fiel que seguía sus expresivos covers de canciones famosas de los más diversos géneros y artistas, desde White Stripes y Billie Eilish hasta Anderson Paak. A veces la acompañaban su padre John y su hermano Thomas, pero con su mezcla de virtuosismo técnico, carisma escénico, y algún ocasional grito de entusiasmo, la estrella siempre fue Bushell.

La imagen de Bushell tocando la batería impresionó de inmediato a Dave Grohl, líder de los Foo Fighters y exbaterista de Nirvana, que interpretó "In Bloom" en el álbum revelación de la banda, Nevermind, de 1991. Grohl no frecuenta las redes sociales y recién se enteró de ese video viral cuando se lo mandó Butch Vig, productor original del álbum.

"Me quedé anonadado, no sólo porque la pegaba en todas, sino por la forma en que gritaba cuando hacía los redobles", dice Grohl. "El entusiasmo y la energía de un chico enamorado de su instrumento es algo impresionante, como una fuerza de la naturaleza."

Más allá de eso, Grohl lo vivió como cualquier otro momento de satisfacción en las redes: lo mirás, lo disfrutás, y a otra cosa. Pero hace unos tres meses, Grohl recibió una avalancha de mensajes de sus amigos de todo el mundo con el link de otro video de Bushell. Esta vez, antes de arrancar con su cover de "Everlong", un tema de los Foo Fighters de 1997, la niña miraba a cámara y desafiaba a Grohl a un duelo de "bateros". Los duelos de batería no están formalmente regulados por ningún gobierno, pero la expresión eufórica en la cara de Bushell y su maestría para seguir el ritmo desenfrenado del tema indicaban que, de aceptar el desafío, Grohl enfrentaría a un competidora de fuste.

En otro video, Bushell explicaba la sencilla razón de su desafío: "Es un baterista que tocó en varias bandas grandes, así que por qué no", Bushell tiene diez años, y su lógica transparente llegó como una refrescante bendición. Grohl es su baterista preferido, y cuando le preguntan por qué, Bushell responde: "Porque le da con todo, y eso me gusta."

Grohl, por su parte, es padre de tres hijos y se prepara para el lanzamiento del décimo álbum de estudio de los Foo Fighters, Medicine at Midnight, que verá la luz en febrero próximo, en coincidencia con el 25° aniversario de la banda. "Lo único que nunca habíamos hecho era un disco bailable, de fiesta, y entiendo que esas dos palabras usadas en la misma oración con Foo Fighters puede resultar aterrador" dice Grahl antes de citar famosos álbumes bailables de artistas de rock, como Let's Dance, de David Bowie y Tattoo You de los Rolling Stones.

A pesar de tener una agenda completa, y después de sufrir la presión de sus colegas, Grohl aceptó el desafío de Bushell con una interpretación de "Dead End Friends" de los Them Crooked Vultures, una de esas muchas bandas en las que tocó a lo largo de los años. "Al principio pensé: 'No le voy a tirar con algo demasiado complicado, porque la idea es que sea divertido'," dice Grahl. "No soy un baterista técnico: soy un baterista de garage. Es lo que hay."

Sin embargo, dos días después Bushell le devolvió el guante con otra de sus actuaciones hábiles y llenas de alegría. Grohl admitió la derrota y desde entonces los dos siguen tocando música el uno para el otro. Grohl grabó una canción original sobre Bushell (una muestra de letra: "Ella tiene el poder / Ella tiene el alma / Para salvar el mundo con su rock 'n' roll"), y Bushell le devolvió el favor con su propia canción, "Rock and Grohl". Los videos han atraído millones de visitas en YouTube y Twitter, quizá por ser una de las pocas historias amables y sin complicaciones de los últimos meses.

Parte del atractivo es la forma en que el vínculo entre ambos trasciende las barreras generacionales y geográficas. Grohl está activo desde los años 80, mientras que Bushell comenzó a tocar la batería en 2015, cuando tenía 5 años.

También hay algo básicamente entrañable en ese vínculo entre un hombre blanco de 51 años de Los Ángeles y una niña británica multirracial de 10 años, reunidos por el poder de las redes sociales y en torno a un estilo musical que supuestamente hoy tiene menos que nunca.

Dave Grohl y Nandi Bushell, la nena inglesa de 10 años que desafió al músico de Nirvana y Foo Fighters a una batalla de bateristas en medio de la cuarentena
Dave Grohl y Nandi Bushell, la nena inglesa de 10 años que desafió al músico de Nirvana y Foo Fighters a una batalla de bateristas en medio de la cuarentena Crédito: NYT

Suele decirse que el rock está en decadencia: en una reseña de 2014 del álbum Sonic Highways, de los Foo Fighters, el crítico de música pop del New York Times, Ben Ratliff, disparó: "El rock ya no lleva la voz cantante". Ese diagnóstico se ha acentuado aún más en los últimos años, en medio del florecimiento de géneros más adecuados para el streaming, y sin embargo, aquí hay una prueba en video de que los placeres básicos del rock no han perdido del todo su atractivo entre algunos de los más jóvenes.

Por supuesto que la amistad virtual del dúo despegó durante la pandemia, que prácticamente clausuró la música en vivo en todo el mundo y redujo marcadamente las oportunidades creativas para los músicos profesionales. En un año normal, los Foo Fighters estarían de gira y Bushell seguiría concurriendo a la velada semanal de improvisación en Ipswich, donde perfeccionó sus habilidades tocando junto a músicos adultos. Pero todos ellos, al igual que millones de músicos y fanáticos de la música de todo el mundo, están confinados en gran medida a su hogar y su círculo social más inmediato.

Para Grohl, el desafío fue la oportunidad de reorientar sus prioridades durante este año tan extraño. "Me di cuenta de que iba mucho más allá de una competencia de técnica, y que era algo que les estaba dando mucha alegría a la gente, en tiempos en que es tan necesaria", dice el baterista, y agrega: "En realidad, cambió la forma en que veía lo que hacemos actualmente con mi banda."

Desde que arrancó el desafío, los Foo Fighters ha hecho despojadas grabaciones en vivo y graciosos comerciales falsos, todo con el objetivo de mantener la conexión con su público. "Si con eso de damos 5 o 10 minutos de felicidad por día a la gente, es lo que hay que hacer", dice Grahl.

John Bushell, padre de Nandi, siente algo parecido: "Es una experiencia maravillosa, y como padres, nos levanta el ánimo tanto como a las personas que miran los videos".

Hacia el final de la entrevista con Grohl, Bushell se unió a la videollamada para finalmente conocer a su héroe en vivo. "Siento que estoy conociendo a uno de los Beatles", dijo Grohl cuando la cara de Bushell apareció en la pantalla. (Otra coincidencia: a ambos, el interés por la batería se les despertó después de escuchar a los Beatles por primera vez). Nunca antes habían interactuado directamente, y como era de esperar, Bushell estaba entre intimidada y deslumbrada. Pero Grohl es considerado uno de los personajes más amables y accesibles del mundo del rock, y al rato Bushell ya estaba mostrándole su casa y presentándole a toda su familia.

Terminaron haciendo planes para escribir una canción en colaboración (que a pedido de Bushell, será de tempo rápido) y tocar juntos sobre el escenario, siempre que a los Foo Fighters se les permita hacer una gira por Gran Bretaña. "Pero tiene que ser al final del concierto, porque si no te vas a robar el show", le dijo Grahl a la niña.

En cuanto al siguiente enfrentamiento de su "duelo", la pelota está del lado de Grohl. "Ya sé como voy a responder a su última canción, pero todavía no lo grabé", le explicó Grahl a Bushell, casi a modo de disculpa. "Es una gran idea. No quiero contar nada todavía, pero va a estar buenísimo."

"No veo la hora", le contestó Bushell.

(Traducción de Jaime Arrambide)

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.