Murió Wendy Hiller, gran actriz británica

Fue la preferida de George Bernard Shaw
(0)
17 de mayo de 2003  

LONDRES (AP).- Wendy Hiller, una de las más destacadas actrices británicas y la elegida por George Bernard Shaw para encabezar sus elencos teatrales, falleció a los 90 años después de medio siglo de carrera.

Hiller, que brilló en el cine (logró un Oscar a la mejor actriz de reparto en 1958 por "Mesas separadas") pero sobre todo se destacó en el teatro, falleció el miércoles último en su casa de Beaconsfield, al este de Londres, aunque la noticia sólo trascendió en la víspera. La causa del deceso aún no fue oficialmente difundida.

Alta y de singular belleza, dueña de una voz que realzaba su distinción, Hiller fue en los últimos años convocada para interpretar papeles de aristócratas o nobles.

Su primer papel teatral tuvo lugar en Londres, en 1934, personificando a una mujer de clase baja en "Love on the Dole". Allí llamó la atención de Shaw, que la convocó para el papel de Eliza Doolitle en la versión de "Pigmalión" que llegó a los escenarios londinenses en 1936 y se trasladó al cine dos años después. Esa película, que Hiller protagonizó junto al recordado Leslie Howard, le dio a la actriz su primera nominación al Oscar, premio que le llegó finalmente dos décadas después.

A partir de esa interpretación consagratoria, comenzó a cultivar un estilo de actuación ideal para hacer suyo tanto el perfil pícaro e irónico de las coquetas heroínas teatrales de Shaw como la altivez de aquella viajera que compuso en el cine para "Crimen en el expreso de Oriente".

De su presencia sobre los escenarios del West End londinense durante los últimos años se recordarán ante todo su inimitable Lady Bracknell en "La importancia de llamarse Ernesto", de Oscar Wilde, en 1987, y la viuda sureña de "Conduciendo a Miss Daisy", el mismo papel que en el cine le dejó un Oscar a Jessica Tandy.

Cálida en el trato personal, sabía, en cambio, transmitir desde el escenario o desde la pantalla una imagen bien distinta: hasta en papeles de mujeres inocentes o ingenuas dejaba traslucir una admirable seguridad, a veces sazonada por el escepticismo.

Formación y recuerdos

Wendy Hiller había nacido el 15 de agosto de 1912 en el seno de una familia británica dedicada a los negocios textiles. Fue durante sus estudios en Bexhille, al sur de Londres, cuando desarrolló, en sus propias palabras, una "pasión ardiente" por los escenarios.

"Fui una persona increíblemente afortunada. Shaw y su esposa no tenían hijos o nietos y en aquel tiempo no llegué a darme cuenta todo lo que significaba esa generosa amistad que me entregaron", dijo una vez Hiller de su formación junto al gran autor, con quien trabajó en puestas de "Santa Juana" y "La mayor Bárbara" después de aquel consagratorio "Pigmalión".

Tuvo dos hijos (un varón y una mujer) con Ronald Gow, fallecido en 1993. Las honras fúnebres a Wendy Hiller se harán el 27 del actual en el crematorio de Amersham.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.