Slash, un ángel eléctrico con galera, Ray-Bans y guitarra

Slash con Frank Sidoris, uno de los integrantes de The Conspirators
Slash con Frank Sidoris, uno de los integrantes de The Conspirators Fuente: RollingStone - Crédito: Segismundo Trivero
Sebastián Ramos
(0)
21 de mayo de 2019  

Músicos: Slash en guitarras, Myles Kennedy en voz, Todd Kerns en bajo y voz, Frank Sidoris en guitarra y Brent Fitz en batería. Lugar: Estadio Abierto GEBA, el sábado. Duración: 2 horas 10 minutos.,slash y myles kennedy and the conspirators. Nuestra opinión: buena

Sí, para algunos podrá sonar viejo, anticuado e incluso fuera de época, pero lo de Slash junto a Myles Kennedy and The Conspirators puede resultar también ciento por ciento hipnótico y disfrutable sin ningún tipo de culpas. Poco más de dos horas de rock and roll con el último gran héroe de la guitarra como imán para un público que lo único que quiere es que sea rock. Una y otra vez.

El sábado por la noche, en el estadio GEBA, los más radicales hasta exigían que Slash diera clases con su guitarra en las escuelas para que el rock vuelva a sonar fuerte en este tiempo de dioses digitales, traperos al viento y tecnología al servicio del rock y del pop.

Desde el inicio mismo con "The Call of the Wild", del último álbum grabado junto a la banda que lo acompaña en esta nueva gira mundial, hasta el cierre con "Anastasia", el guitarrista paseó con elegancia su galera de copa y recorrió distintas etapas de su carrera solista, ofrendando apenas un tema de su legendaria banda Guns 'N' Roses: "Nightrain". Sin gestos demagógicos ni concesiones nostálgicas.

Versiones extendidas y solos tremendos que Slash toca sin despeinarse los rulos ni torcer la galera, como si se tratase del oficio más sencillo, se sucedieron sin fisuras, con la lluvia sumándose a la escenografía a partir de la mitad de la jornada y con una banda que show tras show se hace más consistente y sólida, con Kennedy (Alter Bridge) en voz, Todd Kerns (Age of Electric) en bajo, Frank Sidoris (The Cab) en guitarra y Brent Fitz (Theory of the Deadman) en batería.

Con una lista de temas muy similar a la que habían interpretado un día antes en el Teatro Gran Rivadavia, el grupo se lució en "Serve You Right", "We're All Gonna Die" (con Kerns en voz reemplazando al original Iggy Pop), la efervescente "Wicked Stone" (con un solo arrollador de diez minutos) y la acelerada "Mind Your Manners". Rock puro y crudo, nacido y criado en Los Ángeles.

Para el fetichismo hardrockero, Slash paseó por el escenario también todo su arsenal de Gibson Les Paul, confirmándose como hombre-marca más relevante en estos días de guitarras olvidadas.

Kennedy cumple sin demasiado brillo, pero apoyado en un grupo todoterreno que sabe a la perfección a qué vino a este mundo. Tras "By The Sword", llegó el momento Guns con una impecable versión de "Nightrain" y un uno-dos final con "You're a Lie" y "World On Fire". Entonces sí, la única pausa de la noche, previa a los bises con "Avalon" y "Anastasia".

Slash arriba del escenario puede ser mago o maestro y no necesita de sus Guns para rockear toda la noche. Y él lo sabe. Por eso, solo o acompañado, elige la Argentina, tierra de guitarras, como uno de sus destinos favoritos para encender almas.

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.